Clásicos

- Redacción

Soucek, de nuevo al volante de un F1

Fue el pasado fin de semana, en el Gran Premio de Mónaco Histórico, donde el piloto español pudo llevar un Yardley BRM P153 de 1970 que había pilotado Pedro Rodríguez.

“Competir con el BRM en el GP Histórico de Mónaco ha sido de las mejores experiencias de mi vida“, dijo el madrileño nada más terminar.

Andy Soucek tuvo la oportunidad de debutar en el Gran Premio Histórico de Mónaco con el BRM P153 con el que el piloto mexicano Pedro Rodríguez disputó la temporada 1970 de Fórmula 1.

“Cuando un gran amigo me dio la oportunidad de conducir su Yardley BRM en Mónaco, estaba seguro de que iba a vivir algo impresionante, pero no estaba preparado para la dimensión real de la experiencia. Todo comenzó recogiendo el Bentley Flying Spur del concesionario Cars Gallery de Barcelona, y con mi familia a bordo efectuar todo el camino hasta Mónaco. Si ese viaje ya fue maravilloso, Mónaco le puso la guinda al pastel. Había competido en este circuito en varias ocasiones, y me encanta el trazado, pero el ambiente y el público eran completamente distintos del entorno ultracompetitivo de la F1 que había vivido otras veces.

Tuvimos oportunidad de saludar a algunos de los pilotos a los que admiré durante mi infancia, y se notaba un sano ambiente de compañerismo allá donde miraras. Cuando surgía algún problema con un coche, no faltaban mecánicos de otros competidores dispuestos a echar una mano para arreglarlo cuanto antes, lo cual demuestra el gran espíritu deportivo que reinaba dentro del “paddock”.

“Desde el primer momento que salí a pista con el BRM P153 para los entrenamientos libres, me resultó increíble como me absorbió todo el ambiente. Es un gran desafío conducir un coche tan distinto a todo lo que había conocido con anterioridad, pero cada segundo al volante era una gozada. Sentir lo que sintieron los ídolos de mi infancia no ha hecho más que aumentar mi admiración por ellos. El coche funcionó bien, y calificamos en P6 para la parrilla aún a pesar de unos problemas con la bomba de gasolina que no conseguimos solventar en todo el fin de semana. Eso nos costaba hasta dos segundos por vuelta, por lo que podríamos haber estado luchando por el podio sin problemas de no ser por ese problema.

La salida fue buena y adelanté a Paolo Barilla en los primeros metros, pero al llegar a la curva a derechas antes de entrar en el túnel, tuve de nuevo el problema con la bomba de gasolina. Si bien pude recuperarme y seguir, más adelante se reprodujo el problema y tuve que retirarme.

Aún a pesar del contratiempo, he disfrutado cada vuelta que he podido rodar este fin de semana, y me llevo sensaciones que no olvidaré nunca. Quiero agradecer a mi gran amigo por haberme dejado conducir este coche histórico suyo, y no dudaría ni un segundo en repetir en otra ocasión en el futuro”.

En el mismo evento, el español Guillermo Fierro fue el mejor “maseratista” de su categoría, consiguiendo un 5º puesto al volante de un Maserati 250F.

Sin embargo, Andy no tendrá mucho tiempo para relajarse, ya que el próximo fin de semana toca volver a competir en las Endurance Cup de las Blancpain GT Series en el segundo evento de la temporada en Silverstone (Inglaterra), por lo que Bentley corre “en casa”.

La sesión clasificatoria dará comienzo el domingo a las 10:45 h (horario centroeuropeo) y la carrera el mismo domingo a las 16:00 horas. Los organizadores ofrecerán ambos eventos en directo vía: https://www.blancpain-gt- series.com/gt-tv.