Clásicos

- Redacción

El Sotogrande Grand Prix, en el punto de mira de los clásicos

Entre el 24 y el 28 de mayo, se celebrará la primera edición del “Sotogrande Gran Prix”, un acontecimiento que recorrerá la ruta Sevilla-Córdoba-Sotogrande, una réplica andaluza del ‘Zoute Grand Prix’, uno de los eventos más prestigiosos de Europa.

Andalucía acogerá durante cinco días, entre el 24 y el 28 de mayo de 2017, el Sotogrande Grand Prix, un rallye internacional de coches clásicos que reunirá a un centenar de automóviles construidos entre los años 20 y 60 del siglo pasado.

Se trata de vehículos de altísimo valor e impecable mecánica y atraerá a la comunidad andaluza a un importante número de coleccionistas de coches y turistas de alto poder adquisitivo, los que se mueven en torno a este tipo de competiciones exclusivas.

Junto al rallye propiamente dicho se celebrará la muestra “Sotogrande Concours d’elegance”, un escaparate de algunos de los mejores coches del mundo, galardonados bajo los meticulosos criterios del International Chief Judge Advisory Group, la organización mundial que garantiza la autenticidad de los automóviles clásicos.

Además, tendrá lugar el “Sotogrande GT Tour", una competición de vehículos modernos y exclusivos, con una antigüedad máxima de 20 años, que realizarán pruebas de destreza y velocidad.

Finalmente, la exposición “Sotogrande Top Marques”, es una espectacular muestra de nuevos modelos y novedades de las principales marcas internacionales, con La Marina y La Reserva de Sotogrande como telón de fondo.

En lo que se refiere al rallye, sin duda es el eje central del Sotogrande Grand Prix: unas máquinas cuidadosamente conservadas, de impecable mecánica, excepcional acabado y una muestra extraordinaria de la ingeniería automovilística de antaño.

La prueba reunirá a alrededor de un centenar de coches que harán la ruta Sevilla-Sotogrande, en tres etapas, la primera, el 25 de mayo de 2017, desde la capital andaluza, con salida desde la Plaza de España, hasta Córdoba, donde hay prevista una exposición de los vehículos en una céntrica avenida de la ciudad, y la celebración de una gala para los participantes e invitados, en el Alcázar de los Reyes Cristianos.

La distancia media diaria de cada etapa ronda los 300 kilómetros, atravesando algunos de los paisajes más hermosos de Andalucía, lo que supondrá una promoción excepcional del turismo andaluz como destino de excelencia. El Sotogrande Gran Prix monitorizará con avanzada tecnología todos y cada uno de los vehículos participantes, que podrán hacerlo tanto en la modalidad cronometrada o sin límite de tiempo, con un recorrido algo más reducido para quienes deseen simplemente disfrutar de las carreteras y los paisajes de Andalucía.

El 26 de mayo, el rallye discurrirá desde la Avenida de la Victoria en Córdoba hasta Sotogrande, con algunas paradas intermedias. Por la tarde, los automóviles clásicos participarán en una prueba de velocidad, ‘The Flying Mile’, antes de llegar a La Marina de Sotogrande, con el hermoso y exclusivo puerto andaluz como fondo.

El sábado 27 de mayo se llevará a cabo la última etapa del rallye, con salida y llegada en Sotogrande, en cuyo Club de Golf de La Reserva, considerado como uno de los cien mejores del mundo, se celebrará la entrega de premios y la gala de despedida. Entre otros espacios de singular interés paisajístico, la caravana de vehículos se detendrá en la ciudad de San Roque.

El Sotogrande Grand Prix es una “réplica” andaluza de uno de los más prestigiosos y exclusivos rallyes de coches clásicos de Europa, el Zoute Grand Prix, que desde hace siete años se celebra anualmente en la ciudad costera de Knokke, en Bélgica, reuniendo en su última edición a unos 200.000 visitantes y con la presencia de las principales firmas automovilísticas del mundo.

Los organizadores del Rallye Zoute-Knokke han elegido Andalucía y Sotogrande como destino por su excepcional atractivo turístico, histórico y natural: “Es una joya oculta, un lugar de excepcional belleza y un paraíso para los amantes de la buena vida”.

El Grand Prix de Zoute ha ido ganando terreno como uno de los rallyes más destacados del calendario de eventos de coches clásicos, gracias a la excepcional acogida del público y del sector de la automoción y a la colaboración con las federaciones del sector, que garantizan escrupulosamente la autenticidad de los vehículos, la precisión de las pruebas cronometradas, y el rigor con el que se otorgan los premios a los mejores automóviles.