Montaña

- Redacción

Robin Shute, sin rival en Pikes Peak

El británico se llevó la victoria en la mítica subida en Colorado, imponiéndose con su Wolf TSC-Honda, muy lejos de los récords de la prueba.

Hill Climb Pikes Peak

 

Después de varios años acaparando la atención de los medios por los posibles récord, con Sébastien Loeb y el Peugeot 208 T16 Pikes Peak (8.13.878 en 2013) o con Romain Dumas y el I.D. Volkswagen (7.57.148 en 2018), este año la más mítica de las subidas de montaña, sobre todo en Estados Unidos, estaba un poco descafeinada de participación.

Entre los inscritos no figuraban algunos de los grandes nombres de la prueba, como el propio Romain Dumas, Rod Millen o Nobuhiro Tajima, por lo que la victoria se debía decantar entre los pocos pilotos con coches de categoría Ilimitada (Unlimited) o Time Attack.

De esta forma, el británico Robin Shute con un Wolf TSC-Honda de la categoría Unlimited se llevó la carrera con un tiempo de 9.12.476, muy lejos de los récords anteriormente mencionados. En el podio le acompañaron el francés Raphael Astier con Porsche 911 GT3 (9.23.721) y el estadounidense Peter Cunningham con Acura TLX GT (9.24.433).