Clásicos

- J.M. Fernández Pellón

Prodigio en Asturias, el espíritu de los rallyes

Durante el pasado Rallye de Asturias Histórico se vivió uno de esos momentos que hacen grande al automovilismo. Tras una salida de carretera en la segunda especial del viernes, los italianos Lucky y Fabrizia Pons pudieron reengancharse al día siguiente tras reparar sus mecánicos su Lancia Delta Integrale en pleno campo.

Lucky y Fabrizia sufrieron una espectacular salida de carretera en el segundo tramo, el denominado Hotel Rey Silo, tras imponerse en la primera de las especiales, la de Cudillero. La pareja italiana, que pilota un Lancia Delta Integrale gestionado por el equipo Key Sport Engineering se salieron en una curva rápida, a más de 100 km/h volcando nada menos que en cuatro oportunidades. Afortunadamente ellos no sufrieron daño alguno, aunque el coche quedó bastante tocado, con el techo doblado en varios puntos, y tres de las cuatro suspensiones, brazos y ejes de transmisión rotos. El arco de seguridad no sufrió daño alguno, con lo que el equipo italiano rápidamente se puso manos a la obra para tratar de reparar el Lancia y así poder reengancharse al rallye en la etapa del sábado.

TWITTER

El trabajo se llevó a cabo primero en el lugar del accidente y luego continuó durante toda la noche en un taller de la zona. Al amanecer, el automóvil fue trasladado al parque cerrado y fue examinado por los comisarios. Los mecánicos, ayudados incluso por los aficionados que se encontraban allí, desmontaron las piezas dañadas en el prado donde estaba el coche, y a mano, porque el furgón de asistencia no podía acceder hasta allí, bajaron los nuevas piezas de recambio.

El sábado, marcando los scratch de la mayor parte de los tramos, Lucky y Fabrizia Pons lograron acabar cuartos de la general del rallye, consiguiendo unos buenos puntos para el Campeonato de Europa. Los ganadores en Asturias, los austriacos Karl Wagner-Gerda Zauner, así como los locales Daniel Alonso-Cándido Carrera y muchos otros participantes declararon al veterano piloto italiano y a su experimentada copiloto como ganadores morales de la prueba. Todo un ejemplo de perseverancia, el suyo y el de su equipo, sin duda.

TWITTER