Y también

- Kevin Muñoz

El día que la policía mexicana paró a Loeb

Hoy viajamos al Rallye de México de 2005. Aquella edición, la segunda en que la prueba azteca era puntuable para el Mundial, es recordada por el problema que sufrió Sébastien Loeb en la primera etapa de la carrera.

El nueve veces Campeón del Mundo dañó la rueda trasera derecha de su Citroën Xsara WRC. Tras intentar reparar sin éxito la rotura, el francés decidió seguir a pesar de rodar sin neumático. La llanta del coche galo no aguantó la dureza de las pistas mexicanas y poco después se desprendió en una imagen que ya forma parte de la historia del WRC.

Tras ello, un valiente y atlético Daniel Elena decidía jugarse el pellejo al ir con medio cuerpo fuera de la ventana del coche para así hacer contrapeso. En estas, la policía mexicana no dudo en parar a Loeb, impidiéndole continuar con el tramo de enlace a pesar de que el copiloto monegasco intentó, sin éxito, explicarle al atónito agente la situación.