Y también

- Kevin Muñoz

Dirt Rally 2.0: Digno sucesor de la saga

Años después de la brillante irrupción del primer Dirt Rally, los aficionados a la especialidad estamos de enhorabuena con la llegada de su tan ansiado relevo. 

Tocaba. Después de que en 2018 estuviésemos casi huérfanos de títulos de rallyes, este año ha llegado con fuerza con el estreno de uno de los videojuegos más esperados por los aficionados: Dirt Rally 2.0.

La secuela del exitoso y admirado Dirt Rally de Codemasters ya está a la venta y en sus primeros días en el mercado ha dejado más que buenas impresiones. En AUTOhebdo SPORT hemos tenido la ocasión de probarlo a fondo y sólo podemos decir que tiene todos los mimbres para convertirse en un juego de culto como su predecesor.

Los Porsche que tanto han hecho disfrutar en España también están presentes en el videojuego. | Dirt Rally 2.0

Con más de 40 vehículos de toda las épocas de la especialidad y con la licencia oficial del Campeonato del Mundo de Rallycross de la temporada 2018 –la última con las grandes marcas oficiales implicadas en el certamen- este juego ha mejorado notablemente las físicas y jugabilidad respecto a la primera versión.

Cierto, no es un simulador real al 100% como muchos buscan, pero hay que tener en cuenta las plataformas y, sobre todo, el target que busca Codemasters con este videoejuego. Además, y para nosotros más importante, podrás disfrutar horas y horas corriendo con algunos de los coches más míticos de los rallyes en unos entornos recreados fielmente.

La palabra clave es esa: diversión, y en Dirt Rally 2.0 la tendréis a raudales pudiendo probar desde los clásicos Ford Escort Mk2, pasando por los numerosos Grupos B presentes y terminando por la generación actual de R5 con los Skoda Fabia, Volkswagen Polo y Citroën C3 a la cabeza.

Los Grupo B también tienen una nutrida presencia en este título. | Dirt Rally 2.0

Además, ya está disponible el pase de la primera temporada que cada ciertas semanas irá incluyendo contenido descargable muy interesante al videojuego como rallyes como Suecia o Alemania, además de otros vehículos como los Ford Focus RS WRC o Subaru Impreza WRC.

Lo dicho con anterioridad, Dirt Rally 2.0 es un digno sucesor de la saga que tuvo sus inicios hace más de dos décadas de la mano del mítico Colin McRae.