Eventos especiales

- Claudio Luna

El gran corazón de Llovera

El piloto andorrano sigue sin perder de vista su compromiso con la sociedad y los más necesitados y desfavorecidos, y viajó a Jordania como embajador de Unicef.

Felicidad es la palabra que mejor resume el viaje de Albert Llovera a Jordania, para visitar los campos de refugiados sirios y entregar un lote de sillas de ruedas para los más necesitados. Todo lo que se pudo ver en la cara de los niños y sus familias al recibir sus nuevas sillas, que facilitarán en gran medida sus vidas, fue el mejor premio para Albert y el equipo desplazado a Oriente Medio.

El embajador de Unicef visitó los Campos de refugiados Sirios en Jordania de la mano de Unicef Andorra entregando una treintena de sillas donadas por Sunrise Medical a familias con niños con discapacidad, que, a pesar de las adversidades, no pierden nunca la sonrisa.