Clásicos

- Redacción

Los coches del Commendatore

En el 120.º aniversario del nacimiento de su fundador, el Museo Ferrari rinde homenaje a su pasión automovilística con las exposiciones “Driven by Enzo” y “Passion and Legend”, que recorren las incontables evoluciones estilísticas y tecnológicas de la historia de la empresa.

“Driven by Enzo” exhibe los modelos de cuatro plazas conducidos por el propio Enzo Ferrari. No es ningún secreto que Enzo Ferrari probaba todos los coches fabricados en Maranello, sin embargo, no todos ellos pasaban a formar parte de su día a día. Por la forma en que combinaban la comodidad y deportividad, en sus trayectos cotidianos prefería conducir coches de cuatro plazas, con los que a menudo acompañaba a las celebridades que le visitaban. De un flechazo con la primera vuelta en el Ferrari 250 GT 2+2 de 1960 nació un amor por estos coches que continuó durante el resto de su vida, como con el 400 GTi y el 412, hasta el Ferrari 456 GT, un coche al que dio el visto bueno personalmente en 1988. Incluso cuando en 1969 decidió contratar un chófer, este solía ser un simple pasajero y compañero de viajes de un hombre que siempre se supo piloto.

PIETRO_BIANCHI

“Passion and Legend” presenta la extraordinaria historia de Enzo Ferrari retratada a través de sus coches e imágenes. Ferrari es la representación en el mundo real de la visión de su fundador y su amor incondicional por el mundo del motor, y la prueba más evidente es la exposición de sus coches más emblemáticos a lo largo de siete décadas. Aparecen después el 166 Inter de 1948 —el primer Ferrari de uso principalmente en carretera—, el Ferrari 250 GT Berlinetta “Tdf” de 1956 y el Dino 246. La exposición avanza incluyendo por último coches actuales, como el F12tdf, una serie especial limitada, y el 812 Superfast, el vehículo de carretera más potente de Ferrari.

Gracias a dos estaciones interactivas, las exposiciones permiten además descubrir el 2+2 más icónico de la historia de la casa y participar en un recorrido virtual por los centros de producción actuales.

Dichas exposiciones podrán visitarse en el Museo Ferrari de Maranello hasta mayo de 2019.