Eventos especiales

- Redacción

Breen y Auriol se lucen en el Rallyday

Los dos pilotos fueron el centro de atención del Rallyday, un evento espectáculo en Castle Combe (Gran Bretaña) que celebró el 35º aniversario del MG Metro.

Craig Breen llegó a la prueba con sede en Castle Combe después de un día de test para el Rallye de Gales, donde participará de nuevo con el tercer Hyundai i20 WRC oficial de la marca. Aparcó el coche del Mundial y se unió al homenaje por el 35 aniversario del MG Metro, al que acudió con su propio MG Metro 6R4.

"Realmente disfruté mucho durante todo el día", dijo Breen. "Es algo muy extraño reunir una colección de coches como estos, aquí en el Rallyday, y sacarlos a la pista es aún más especial. Estoy encantado de haber estado aquí y seguramente regresaré para echar un vistazo a algunos de estos coches interesantes”.

La historia del WRC estuvo bien representada con vehículos de las generaciones presentes, incluidos algunos de los más raros del deporte como el Ford RS1700T: dos de los cinco coches de este modelo que siguen existiendo, estaban allí.

Más raro aún era el Opel Calibra 4x4 de Stig Blomqvist, que el sueco pilotó en el Rallye de Suecia de 1992, uno de los dos únicos ejemplares del fabricante alemán con cuatro ruedas motrices de Grupo A.

El año pasado, el bicampeón del Mundo con Lancia, Miki Biasion, hizo su debut en el programa y esta vez fue su ex compañero de equipo, Didier Auriol, quien emocionó a los fans bajo el sol. A pesar de haber hablado con Biasion sobre el evento, el francés admitió que estaba sorprendido por la multitud de aficionados y los vehículos presentes.

No esperaba tantos coches auténticos. Por supuesto, conozco el Rallyday y la reputación de este evento, así que sabía que sería bueno, ¡pero es muy bueno! Y la gente, es asombrosa. Miki Biasion me dijo que fue un evento casi familiar y para disfrutar, y así ha sido", comentó Didier Auriol en Catle Combe.

El evento contó con el Legend Stage por primera vez, una prueba completamente nueva a la hora del almuerzo que incorporó caminos utilizados cuando el WRC visitó la pista por última vez en 1983.

Tres generaciones de la familia McRae, Jimmy, Alister y Max, se encontraban entre los protagonistas del evento.