WRC

- Juan Manuel Fernández Pellón

Yves Matton: “Hay algo muy espectacular en esta nueva generación del WRC”

Citroën Racing presentó esta semana el equipo con el que competirá en el WRC de 2017. El nuevo C3 WRC es un coche impresionante. De él y de otros aspectos de su equipo nos habla Yves Matton, el director de la formación francesa.

¿Cómo se decidió el retorno de Citroën al WRC?

Esta decisión es consecuencia de varios elementos. Llegamos al final de un ciclo de tres años en el WTCC, en un momento en que la marca se prepara para lanzar un producto estratégico: el Nuevo C3. Al mismo tiempo, la FIA estaba poniendo en marcha una nueva reglamentación para el WRC. El C3 encajaba perfectamente en esto. Esta combinación permitirá a Citroën explotar plenamente su compromiso con los deportes de motor.

¿Cuáles son los desafíos impuestos por la nueva reglamentación?

A primera vista, se podría pensar que se trata de una gran evolución de la antigua reglamentación. Pero es más que eso: el aumento de la potencia del motor, una mayor importancia de la aerodinámica y el regreso de diferencial central pilotado, son los tres cambios importantes. En estos tres puntos centramos nuestra gran experiencia, derivada de nuestros anteriores World Rally Cars y de nuestra experiencia en circuitos. Esto nos ha permitido avanzar más rápidamente y sobre todo ir más lejos en nuestra visión de conjunto.

¿Cómo juzgaría el trabajo desarrollado desde el comienzo del proyecto?

“Es increíble. El timing era tal que nuestro programa de desarrollo era mucho más corto que el de cualquiera de nuestros programas anteriores. Incluso con nuestra experiencia, no podíamos perder tiempo para diseñar y desarrollar el coche. El savoir-faire del equipo nos ha permitido acumular kilómetros sin mayores problemas. Sin esta experiencia, habríamos sido incapaces de mantener estos plazos.”

¿Ve en el Citroën C3 WRC los rasgos de un grupo B?

“El C3 WRC recuerda, efectivamente, a esos coches que han hecho soñar a una generación a la que pertenezco. Treinta años después, afortunadamente todo ha evolucionado, sobre todo en lo relativo a la seguridad. Pero esa sensación de fuerza y agresividad la tendrán que dominar los pilotos la próxima temporada. Cuando vi a Kris Meeke al volante por primera vez en las pruebas, pensé que habíamos conseguido nuestro objetivo. Hay algo muy espectacular en esta nueva generación del WRC.”

¿Estos vehículos podrían dar un nuevo impulso al WRC?

Se ha criticado mucho a los anteriores WRC de falta de agresividad, de derrapajes en ocasiones… Lo más espectacular de los rallyes se había quedado en los paisajes por los que se pasaba; faltaba, sin duda, el toque de ‘furia’ que se volverá a ver a partir de ahora. Confío en que, en adelante, interese al público más joven y que esto sea positivo para el campeonato.

¿Cuál ha sido el papel de Kris Meeke en el desarrollo del Citroën C3 WRC?

En una palabra: fundamental. Necesitábamos un líder con una gran experiencia técnica en materia de desarrollo. Han pasado más de diez años desde que Kris desarrolla coches de carreras para el Grupo PSA. Es ingeniero de profesión y eso le permite detallar sus análisis. Si hemos podido seguir nuestro planning y nuestros objetivos es también gracias a su savoir-faire.

¿Por qué eligieron a Craig Breen y Stéphane Lefebvre?

Para cumplir con nuestro objetivo principal que consiste en ganar rallyes con regularidad en 2017, ya teníamos bajo contrato a Kris. Mostró a lo largo de la temporada pasada que él puede luchar por la victoria en cualquier terreno. Para el futuro, se preveían dos escenarios. O buscábamos a un piloto experimentado, rápido y capaz de luchar con Kris por el liderato dentro del equipo, o seguíamos la línea de la marca que consiste en una filosofía diferente apostando por la juventud. Al mismo tiempo, es una opción en la continuidad de lo que ha hecho Citroën Racing durante más de veinte años. Los resultados de Craig y Stéphane han demostrado que contamos con dos pilotos de talento y prometedores. Decidimos darles una oportunidad. A medio plazo, constituirán la próxima generación del WRC.

¿Cuáles son sus objetivos para las próximas temporadas?

En 2017, queremos ganar carreras con regularidad, superando a nuestros competidores. Luego, en 2018, nuestro objetivo será traer a casa al menos un título mundial.

¿La historia de Citroën aumenta la presión?

Cuando leo algunos comentarios, veo que muchos esperan resultados desde la primera carrera. La presión está sobre nuestros hombros. El equipo lleva tiempo sin competir en rallyes y necesitará un tiempo de adaptación. Como siempre, somos humildes de cara a los desafíos.