WRC

- Kevin Muñoz

WRC 7: Emulando a los mejores

El videojuego oficial del Mundial de Rallyes llega al mercado con su séptima entrega y luce a los nuevos World Rally Cars 2017.

Encontrar el equilibrio entre simulación y arcade para contentar a la mayor parte de tus posibles compradores nunca es fácil, y el nuevo capítulo del videojuego del Campeonato del Mundo de Rallyes se ha quedado bastante cerca de lograrlo.

Desde el 15 de septiembre, WRC 7 está a la venta en nuestro país y en AUTOhebdo SPORT hemos tenido la oportunidad de probarlo. Teniendo en cuenta que es el único juego que cuenta con las licencias oficiales del Mundial, el apartado de contenido – coches, equipos, pilotos y rallyes – es excelente.

Por primera vez se puede jugar en tu PlayStation®4, Xbox One o PC con la nueva generación de World Rally Cars que nos están haciendo disfrutar de una temporada espectacular. Así, emular las hazañas del tetracampeón mundial Sébastien Ogier con su Ford Fiesta WRC de M-Sport, sólo es posible en esta nueva entrega creada por Bigben Interactive y Kylotonn Studio.

 Además, no sólo se puede disfrutar de los WRC 2017, ya que también están a disposición de los jugadores gran parte de los inscritos en el WRC 2 – con sus respectivos coches R5 – y los pilotos del Júnior WRC, donde se podrá seguir los victoriosos pasos de Nil Solans y Miki Ibáñez.

WRC 7 - Exclusive Gameplay with Stéphane Lefebvre - Corsica Full Track

En cuanto a jugabilidad, mejora notablemente a su predecesor. WRC 7 es mucho más realista que lo visto hasta el momento en la saga y marca el buen camino a seguir de cara a los próximos años. Las físicas de los coches son buenas, aunque mejorables, y es que este será uno de los apartados en los que la compañía deberá trabajar para el próximo año.

Pese a que el salto de calidad respecto a WRC 6 es más que evidente, se le debería exigir algo más al videojuego oficial del Campeonato del Mundo de Rallyes. La tipología de los tramos y la recreación de los trece rallyes mundialistas es notable, haciendo muy reconocible especiales como el Turini, Fafe, El Cóndor o Ouninpohja, y los modos de juegos son justos los que cualquier amante de la especialidad busca.

Pero como siempre, el producto final debe ser comparado con la competencia y en este caso WRC 7 tiene un duro rival en la figura de Dirt 4. Pese a su gran mejora, diríamos que sigue un paso por detrás del videojuego de Codemasters, sobre todo en el apartado más purista, el pilotaje. Pese a ello, WRC 7 tiene todos los mimbres para hacer disfrutar a los apasionados de los rallyes, que sólo necesitarán tomar el volante y empezar a correr (virtualmente).