WRC

- Kevin Muñoz

Los World Rally Cars híbridos, al caer

La FIA confirma su idea de introducirlos en 2022. Dani Sordo y Luis Moya opinan sobre este gran cambio que revolucionará el Mundial.

Tiempos de cambio. Es imposible nadar contra corriente, el día a día empuja al Mundial de Rallyes a una realidad que en 2022, o esa es la intención inicial de la FIA, llevará a la creación de los primeros World Rally Cars híbridos.

En plena fase final de creación de borrador de la reglamentación técnica de la próxima generación de World Rally Cars, la FIA ha aprovechado el Rallye de Portugal para esclarecer su postura.

“Todas las marcas que están compitiendo y algunas que están interesadas en entrar en el Mundial quieren coches híbridos, no eléctricos, en la futura reglamentación, que se conocerá a final de este año”, reconoció ayer Yves Matton, director de los rallyes de la FIA, en una reunión con periodistas de todos los países. “Tendrán 24 meses para desarrollar los nuevos coches. Posiblemente sean modelos de un segmento superior al actual, y se estudia que el sistema híbrido sea común para abaratar”.

Con la confirmación por parte de la FIA de su idea inicial de contar con la hibridación en la máxima categoría de los rallyes, algo que se venía comentando desde hace tiempo, ahora se abre un nuevo melón. Híbridos sí, híbridos no.

Sordo nos dio su opinión al respecto de los WRC híbridos que se esperan para la próxima generación. | Roberto Saavedra

El primero en darnos su clara opinión al respecto fue Dani Sordo. A la pregunta de si le gustaría un World Rally Car híbrido, esta fue su contundente respuesta: “Ni de coña... Los coches de rallyes tienen que hacer ruido. Cuando lleguen los WRC eléctricos, yo ya no estaré corriendo, pero para eso todavía tiene que llover un poquito... Está claro que lo eléctrico es muy bueno para el día a día, pero para correr rallyes...”, reconocía el piloto de Hyundai.

En las antípodas de este razonamiento encontramos a otro español ilustre del campeonato, Luis Moya. El mítico copiloto de Carlos Sainz es un acérrimo defensor de la tecnología híbrida. “Yo ya lo defendí hace tiempo. Hace dos o tres años dije que me encantaría ver híbridos en el Mundial”, nos explicaba Moya, el cuál aseguraba que en su día propuso a Jost Capito, antiguo director de Volkswagen Motorsport, la creación de una versión híbrida del Polo R WRC.

“Todas las disciplinas del motor ya tienen híbridos o eléctricos menos nosotros. Somos los más antiecológicos, nos pasamos el día en bosques corriendo y creo que el camino debe ser ese. La gente dice “los coches sin ruido…”, no sé cuantos años pasarán, pero llegará el día en que digamos “os acordáis cuando los coches hacían ruido”, argumentaba el bicampeón del mundo de rallyes.

Luis Moya ve con muy buenos ojos la llegada de la hibridación.  | Kevin Muñoz

Además, Moya le ilusionaría que la llegada de este nuevo reglamento abriese la puerta a nuevas marcas y al posible regreso de Volkswagen –en pleno proceso de electrificación de su gama de serie- al certamen en el que lo ganaron todo.

“Me encantaría. Cuando Volkswagen estuvo en el WRC elevó el nivel del campeonato en todos los sentidos, no sólo deportivo, también en cuanto a marketing y estrategias de comunicación. Dejaron una gran huella y sería una grandísima noticia que volviesen”, añadió el copiloto gallego.