WRC

- Redacción

VW Motorsport está de celebración

Con una exposición que se ha inaugurado hoy en Berlin, y que estará abierta hasta el próximo 30 de este mes, Volkswagen Motorsport quiere celebrar un aniversario muy especial: los 50 años de la creación de su departamento de competición. Una celebración de este calibre ha llevado a la marca alemana a abrir al público, con entrada gratuita, esta exposición que recorre todos los años.

En circuitos, en rallyes o en raids, la verdad es que VW ha corrido prácticamente en todo. Y también ha saboreado las mieles del triunfo en muchas ocasiones. En el Dakar, lo ha hecho en tres ocasiones, una de ellas con nuestro gran Carlos Sainz, y en el Campeonato del Mundo de Rallyes se salen de la tabla, con tres títulos mundiales en su casillero y con Seb Ogier como principal protagonista, además del Polo WRC, claro está.

A la inauguración acudió la plana mayor de VW Motorsport y tampoco faltaron a la cita el ya mencionado Seb Ogier o Luis Moya, el español su embajador en el WRC.

Verdaderas piezas únicas son el centro de atención de la exposición "50 años de pasión",  empezando con un monoplaza de la Fórmula Vee de los años sesenta, con el que Volkswagen comenzó su historia en el motorsport, hasta el Polo R WRC de 2013 con el que Sébastien Ogier ganó por primera vez el título para Volkswagen.

También hay rarezas tan maravillosas como un Golf bimotor de Kleint, preparado para la legendaria subida al Pikes Peak, un Rheila-Golf, el Iltis que obtuvo la victoria en el Rallye Dakar de 1980, así como el Golf Campeón del Mundo de Rallyes de Grupo A de 1986. Igualmente están en la exposición el Race Touareg 3 con el que Nasser al-Attiyah (Q) y Gottschalk ganaron el Rallye Dakar 2011, así como un Golf GTI TCR del actual y exitoso programa de competición de carreras clientes de Volkswagen.

"Me gusta mucho la exposición, comentó Ogier. Es un gran regalo para celebrar un gran aniversario para Volkswagen Motorsport, sobre todo para los visitantes. Hay algo para todos, desde un simulador de conducción a las áreas temáticas. Me parece especialmente interesante comparar los coches de rallyes. Es impresionante hasta qué punto el Golf de 1986 se diferencia de nuestro Polo, Campeón del Mundo, y hasta qué punto la tecnología ha avanzado en las últimas décadas.