WRC

- Kevin Muñoz

Victoria de Ott Tänak en el Rallye de Alemania

El piloto estonio de M-Sport consigue la segunda victoria de la temporada en las carreteras alemanas. Andreas Mikkelsen y Sébastien Ogier, que recupera el liderato, lo acompañan en el podio.

La consagración de un piloto total. Hace más de 20 años que Carlos Sainz cambió la mentalidad del Mundial de Rallyes, un campeonato en el que brillaban los especialistas y en el que los pilotos más completos se veían relegados a un segundo plano. El español logró cambiar para siempre esa tendencia demostrando que era tan rápido en tierra, como en asfalto o nieve.

Hoy, Ott Tänak ha seguido el camino marcado por ‘El Matador’ y ha confirmado que él también es un piloto capaz de ganar en cualquier tipo de superficie. Tras cosechar su primer triunfo hace unos meses en las pistas de tierra de Cerdeña, el estonio ha hecho lo propio sobre los tramos de asfalto del Rallye de Alemania.

Esta victoria es la consagración de un piloto que ha sufrido muchos altibajos durante su carrera, pero que en 2017 ha encontrado la regularidad suficiente para formar parte del grupo de pilotos Top del WRC.

Tänak ha liderado gran parte de la décima cita del Mundial y se ha impuesto a un Andreas Mikkelsen cada vez más a gusto con su Citroën. El noruego ha finalizado segundo al volante de su C3 WRC y ha presentado sus credenciales a ganarse un puesto ‘fijo’ en el equipo de Versalles.

Ogier sale de Alemania líder en solitario tras el abandono de Neuville. | @World Media Agency

Además, Mikkelsen ha sido capaz de contener ayer y hoy el ataque de su ex compañero de equipo en Volkswagen, Sébastien Ogier. El francés no ha querido arriesgar en exceso para asegurarse los valiosos puntos de la tercera plaza, unos puntos que unido al abandono de Neuville en la etapa del sábado lo vuelve a situar en cabeza de la clasificación del certamen.

Con tres rallyes para finalizar la temporada, el tetracampeón mundial cuenta con 17 puntos de ventaja sobre el belga de Hyundai, que deberá tirar de casta, coraje y pundonor para remontar y evitar el quinto título consecutivo del de Gap.

El abandono del viernes dejó a Sordo sin opciones a pelear por el podio. | Romain Thuillier

El centro de atención de esta última etapa del rallye teutón ha estado en el Power Stage. En él, Dani Sordo y Marc Martí han vuelto a dejar patente su velocidad en las carreras germanas y han sido los más rápidos. El dúo español de Hyundai, hundidos en la clasificación tras el abandono del viernes, han sumado 5 puntos extra que son un consuelo menor en un rallye en el que podrían haber peleado por los puestos de cabeza.

Gran jornada también para Nil Solans. El joven piloto catalán, copilotado por Miki Ibáñez, ha dado un paso de gigante al título del Júnior WRC tras finalizar segundo en la categoría en el Rallye de Alemania y batiendo a su máximo rival en el campeonato, Nicolas Ciamin, que ha sido tercero. El triunfo en esta clase ha sido para el alemán Julius Tannert.

WRC