WRC

- Kevin Muñoz

Triunfo vital de Sébastien Ogier en el Rallye de Gales

El francés de M-Sport Ford se lleva la victoria por la mínima tras un impresionante duelo con Jari-Matti Latvala. Máxima emoción en el Mundial antes de llegar al Rallye de Cataluña.

Siempre Ogier. El piloto de Gap ha vuelto a demostrar esta mañana en los tramos galeses porqué es cinco veces Campeón del Mundo de Rallyes. En una batalla sin cuartel con Latvala, el galo ha logrado llevarse el gato al agua por solo 10.6 segundos.

Y eso que después de los tres primeros tramos del día Ogier ha visto como el finlandés de Toyota le arrebata el liderato. Pero lejos de desfallecer en su intento, a sabiendas de que tenía que aprovechar la oportunidad que se le presentó ayer con el abandono de Ott Tänak, el francés ha seguido presionando hasta el final para alcanzar su objetivo, la victoria, la cuarta de la temporada.

Nada que reprochar a Latvala, que ha visto como la monta de neumáticos medio de Ogier era más acertada que la de blandos elegida para su Yaris WRC. Ambos han protagonizado una gran pelea que nos ha mantenido sin respiración en las últimas cinco especiales del rallye.

Por detrás, con absoluta tranquilidad y sin arriesgar, Esapekka Lappi ha completado el podio con el segundo de los Toyota. Este doble podio, más la exhibición de ritmo y velocidad protagonizada por Tänak en las últimas carreras, pone de manifiesto que a día de hoy el Yaris WRC es el coche a batir en el Mundial. Pero en los rallyes no siempre gana el más rápido y en Gales hemos visto un nuevo ejemplo.

Craig Breen ha terminado cuarto pese a sufrir una pequeña salida de pista que le ha dejado tocada la parte delantera de su C3 WRC. El irlandés ha conseguido mantener por detrás a Thierry Neuville, que ha remontado hasta la novena posición tras superar a sus compañeros Andreas Mikkelsen y Hayden Paddon, además de Mads Ostberg.

Tänak, que se ha podido reenganchar tras el problema mecánico sufrido ayer cuando rompió el sistema de refrigeración de su coche tras un fuerte aterrizaje, solo ha podido llevarse de Deeside cuatro puntos cosechados en el Power Stage. Ogier ha sumado otros tres tantos y Neuville dos, dejando al belga al frente de la clasificación del campeonato con siete puntos de ventaja sobre el francés a falta de dos rallyes. A 22 puntos está el estonio, que lo tiene casi imposible pelear por el título tras la decepción de ayer.

Con todo, el Rallye de Cataluña de finales de mes se presenta como el más emocionante de los últimos tiempos. A la pelea a tres bandas por el Mundial se le añadirá el ímpetu e ilusión de dar una alegría a la afición de Dani Sordo y el regreso a uno de sus rallyes fetiches de Sébastien Loeb, que correrá su última prueba de la temporada con el Citroën C3 WRC. Como para perdérselo…