WRC

- Redacción

Tres pilotos y tres marcas, en pos de los títulos

Ogier, Neuville y Tanak se juegan el título de Pilotos en Australia este fin de semana, pero también sus respectivas marcas el de Constructores: M-Sport Ford, Hyundai y Toyota.

Sébastien Ogier, Thierry Neuville y Ott Tanak se disputarán el título de pilotos en Australia, mientras que sus respectivos equipos también lucharán por el Campeonato de Constructores en los tramos de tierra de Nueva Gales del Sur.

M-Sport Ford es el campeón actual de marcas y pilotos y Wilson espera que Ogier pueda llevar a su equipo algo más que la plata antes de que el francés se vaya a Citroën Racing en 2019. "No recuerdo la última vez que llegamos a la última carrera con el campeonato tan reñido como ahora. Esto está funcionando a la perfección y estoy muy emocionado de ver cómo se han desarrollado todos los rallyes", dijo Wilson. "Sébastien y Julien están en la primera posición, liderando la clasificación por un escaso margen de tres puntos, pero liderando la clasificación de todos modos. Saben cómo ganar campeonatos y también lo que hay que hacer para ganar en Australia. Todo el equipo está con ellos, y estamos decididos a verlos terminar su relación con nosotros de la mejor manera posible".

El equipo Hyundai Shell Mobis y el jefe del equipo, Michel Nandan, persiguen a los campeones y esperan una pelea abierta en Australia. "No será nada fácil", reconoció. "Los cuatro fabricantes competirán por la victoria con el objetivo de terminar la temporada en lo más alto, por lo que parece que va a ser una competición feroz, posiblemente la forma ideal de terminar lo que ha sido una temporada realmente fascinante".

El Toyota Gazoo Racing está en el rallye de Coffs Harbour con el objetivo de conseguir sus primeros títulos desde su regreso al WRC en 2017, y su director, Tommi Mäkinen, confía en que su equipo pueda tener éxito en la carrera final. "Esta ha sido una temporada emocionante, con muchos altibajos, y todo está preparado para una carrera final muy emocionante en Australia", dijo. "Tenemos ante nosotros una gran oportunidad: ganar un campeonato en nuestro segundo año sería un logro fantástico”.