WRC

- Claudio Luna

Tres hombres y un destino (título)

Sébastien Ogier, Thierry Neuville y Ott Tanak se jugarán el título de campeón del mundo de rallyes en Australia, donde el francés tiene 3 victorias por una del belga.

Un francés, un belga y un estonio llegarán a la última prueba del Mundial de Rallyes (Australia, 16-18 de noviembre) con posibilidades matemáticas de conseguir el título. Para Ogier sería el sexto entorchado, mientras que los otros dos estrenarían su palmarés como campeones.

Cierto es que Tanak lo tiene muy difícil, tanto que debe esperar que sus dos rivales prácticamente no puntúen, algo complicado pero no imposible. En un repaso a la prueba en los últimos tres años, Ogier, Neuville y Tanak han conseguido alcanzar todos la meta, con una victoria para Ogier y Neuville y un segundo puesto para Tanak como mejores resultados.

En ese repaso a las últimas tres temporadas, Tanak sale bastante peor parado que sus dos compañeros de viaje. De hecho, tan solo en 2017 con Toyota consiguió unos tiempos y posiciones acorde a lo que estamos viendo este año (segundo).

Así mismo, Ogier parece muy fuerte en Australia, aunque sus mejores performances fueron con Volkswagen y no con Ford. Con el coche alemán ganó en 2015 (también en 2014 y 2013), y consiguió 16 scratchs. Con Ford tan solo realizó un mejor tiempo en 2017, y acabó cuarto en la clasificación general.

Neuville es el que menos ha cambiado de coche. Ha seguido con Hyundai, con quien le ha ido verdaderamente bien. Primero en 2017 3º en 2016 y 7º en 2015. Entre los tres años ha sumado 11 mejores cronos.

Los números, resultados, y triunfos dan el favoritismo a Ogier, que a la vez es líder del Mundial por 3 puntos. Los rallyes son impredecibles, y todo puede cambiar de un tramo a otro, por lo que nada estará dicho hasta la última especial. Neuville necesita casi necesariamente acabar delante de Ogier para ser campeón, aunque con el reparto de puntos del Power Stage (de 5 a 1 ptos.), también podría darse otra situación.