WRC

- Kevin Muñoz

Tänak lidera en Australia y Ogier acaricia el título

El estonio de Toyota finaliza la segunda etapa en cabeza en un día en el que el francés de M-Sport Ford ha dado un paso importante hacia la consecución de su sexta corona mundial.

Y si…a la temporada 2018 del Mundial ya solo le resta la corta pero intensa etapa final de mañana del Rallye de Australia y el líder de la prueba, Ott Tänak, seguro que piensa que este año ha perdido una gran oportunidad de haber logrado su primer título.

El dominio del estonio y su Yaris WRC en la segunda parte de campaña ha sido tremendo, pero en los rallyes no siempre gana el más rápido y el binomio Tänak-Toyota ha sido el claro ejemplo tras cometer errores y sufrir problemas mecánicos cuando lo tenían todo de cara para haber sumado más triunfos absolutos.

Lejos de la mala suerte y sin fallar, hoy el estonio ha dado un auténtico recital, remontando de la quinta a la primera posición, demostrando estar un paso por encima del resto en cuanto a ritmo y velocidad. Al término de la jornada más larga en Australia, disfruta de una ventaja de 21.9 segundos sobre su compañero Jari-Matti Latvala.

El finlandés había liderado la carrera al término del bucle matinal, pero no ha podido hacer nada para retener a su compañero. Ahora su lucha se centra en mantener la segunda plaza y asegurar el doblete de Toyota. No lo tendrá fácil, ya que el tercer clasificado, Hayden Paddon, está a solo 4.4 segundos.

M-Sport

Mads Ostberg, que hoy no ha brillado tanto como en la jornada del viernes –en la que terminó líder-, y Esapekka Lappi completan el Top 5 justo por delante de Sébastien Ogier.

El francés de M-Sport Ford está a solo un día de lograr su sexto título consecutivo, el segundo con el equipo británico. Consciente de lo mucho a perder que tenía hoy, el de Gap no ha arriesgado, controlando en todo el momento el ritmo con su Ford Fiesta WRC para evitar posibles errores o problemas mecánicos. La sexta plaza le da la seguridad de alzarse con el título pese al triunfo de Tänak, así que el campeonato está visto para sentencia.

El otro candidato al título, Thierry Neuville, ha vivido un auténtico calvario al tener que abrir pista en esta segunda etapa. El belga, que ayer pinchó y perdió casi todas sus opciones a la corona, solo ha podido remontar hasta la novena plaza con su Hyundai y parece que todos sus esfuerzos por ser el primero en destronar a Ogier volverán a ser en vano.

El Rallye de Australia finalizará mañana domingo (de madrugada en España) con la celebración de seis tramos que totalizarán 83 km contra el crono y donde Sébastien Ogier y Toyota – en la clasificación de marcas- esperan coronarse como campeones mundiales de la especialidad.