WRC

- Kevin Muñoz

M-Sport luce su nuevo Fiesta a la espera de Ogier

La formación de Malcolm Wilson muestra la versión definitiva de su nuevo World Rally Car para la temporada 2017, en la que esperan contar con el tetracampeón mundial en sus filas.

De blanco impoluto, así decidió el equipo M-Sport presentar en sociedad su última máquina para dar el asalto al título del Campeonato del Mundo de Rallyes, el Ford Fiesta RS WRC.

Sin ningún detalle en otro color ni sponsor a la vista, la formación británica encabezada por Malcolm Wilson mostró ayer, de manera oficial, las nuevas y agresivas líneas que lucirán sus World Rally Cars en la temporada 2017.

El coche, fabricado acorde a la nueva reglamentación técnica que se estrenará en el certamen el próximo año, ha sido diseñado desde cero y cuenta con numeras novedades en aspectos tan determinantes como el motor – que rinde 380 cv -, la caja de cambios o las suspensiones; así como una aerodinámica muy trabajada en todas sus áreas.

A la espera de conocer sus pilotos, el nuevo Fiesta RS WRC luce espectacular de blanco

Todos los equipos partimos en igualdad de condiciones, y estoy seguro de que hemos construido otro coche capaz de plantar cara y conseguir victorias al más alto nivel. M-Sport ha tenido a su disposición todo lo que ha requerido para producir el mejor coche posible. No hemos escatimado en nada. Comenzamos la temporada 2017 con un objetivo en mente: volver al primer escalón del podio", así de claro se ha mostrado Wilson.

El próximo Mundial se presenta como la gran oportunidad para que M-Sport vuelva a luchar por los títulos. Como todos sabemos, los de Dovenby Hall siguen trabajando en el fichaje de Sébastien Ogier, del que parece estar cada día más cerca de firmar con ellos tras la retirada de la competición de Volkswagen.

For limited publication usage only! Please Credit to www.jmsphotographic.co.uk if used. All Rights Reserved Jonathan & Ryan Sute
La llegada de Ogier podría traer de vuelta a Ford, que abandonó el WRC al finales de 2012

El tetracampeón mundial, la pieza más codiciada del mercado de pilotos, está a escasos días de anunciar su futuro, que a día de hoy parece más cerca de M-Sport que de otro equipo. En los últimos días se ha especulado mucho sobre una posible participación de los Polo R WRC 2017 mediante los petrodólares de Nasser Al-Attiyah y su Qatar natal, con la también implicación de Red Bull, pero la operación es compleja y el tiempo apremia.

La llegada de Ogier a las filas de M-Sport supondría un ‘efecto mariposa’, ya que el propio Malcolm Wilson está negociando la vuelta oficial de Ford al Campeonato del Mundo de Rallyes. Esta semana han habido reuniones importantes entre M-Sport y la cúpula del fabricante americano, que ahora sí que vería con buenos ojos su regreso al certamen de la mano de la formación inglesa, brindándoles el estatus de equipo oficial del que ya gozaron desde 1997 hasta 2012.