WRC

- Kevin Muñoz

Sordo cede, mínimamente, ante el tremebundo ataque de Tänak

El piloto español de Hyundai termina el bucle matinal en segunda posición a 6.4 segundos del estonio de Toyota.

Todavía hay partido, o rallye, mejor dicho. Muchos esperaban que Ott Tänak hiciese una demostración de poderío en los tres primeros tramos de la segunda etapa del Rallye de Italia y, de hecho, así ha sido.

El de Toyota ha ganado las tres especiales, acreditando un ritmo y velocidad endiablados casi inigualable por sus rivales. Pero quizá el estonio no tenía planeado que el líder de anoche, Dani Sordo, fuese capaz de plantarle cara en todo momento.

El cántabro y su copiloto, Carlos del Barrio, han salido decididos a vender cara su piel ante el gran favorito y, si no pasa nada, líder del campeonato al término de este rallye. Los españoles de Hyundai se han defendido como gato panza arriba y solamente han cedido el liderato en el último tramo de la mañana, el conocido Monte Lerno.

A día de hoy, es casi imposible igualar el ritmo de Tänak. | Jaanus Ree/Red Bull Content Pool

Al término de la primera sección, Sordo es segundo a 6.4 segundos de Tänak, que ha acertado con la estrategia de neumáticos al calzar tres ruedas de compuesto medio y dos duras en su Yaris WRC en diferencia a los cinco duros que ha llevado el i20 Coupé WRC del piloto de Puente San Miguel.

Por ello, optimismo moderado en las filas de Hyundai. Dani Sordo está cuajando una de las mejores actuaciones de su carrera y si todo encaja seguirá dando mucha guerra en el bucle vespertino.

Tal es el ritmo del dúo de cabeza que han dejado descolgado a Teemu Suninen, que es tercero a más de 27 segundos. Tras el finlandés, su compañero de equipo Elfyn Evans es cuarto seguido muy de cerca por Andreas Mikkelsen. El noruego de Hyundai está volviendo a quedar retratado, ya que en ningún momento ha marcado cronos cercanos a los de Sordo.

El mayor de los Solans sigue sufriendo mucho con un Fiesta R5 que no está a la altura de la competencia. | Roberto Saavedra

Sébastien Ogier, que ayer dudaba de reengancharse al rallye, finalmente sí lo ha hecho, aunque su historia no ha cambiado mucho. Penalizando a propósito para no abrir pista por segundo día consecutivo, el francés ha dañado la suspensión trasera izquierda de su C3 WRC y ha perdido una minutada en toda la sección. Sin duda, no está siendo el rallye soñado para el galo.

En el WRC 2, Nil Solans ha subido hasta la sexta plaza tras el abandono de Nikolay Gryazin, mientras que su hermano Jan rueda en segunda posición del Junior WRC tras haber marcado los dos primeros tramos del día. El joven de Matadepera está metido de lleno en la pelea por el triunfo de su categoría.

Ahora los equipos regresan al parque de asistencia en el puerto de Alghero antes de afrontar esta tarde las segundas pasadas por las tres mismas especiales que se ha disputado esta mañana.

WRC