WRC

- Redacción

Skoda, frente al desafío de las 10.000 curvas de Córcega

Andreas Mikkelsen y Jan Kopecký pilotarán los Skoda Fabia R5 oficiales en el Tour de Corse, en la clásica batalla sobre asfalto del WRC2.

Tres rallyes WRC, tres victorias, Skoda se dirige a Córcega con un hat-trick en su palmarés de 2017.

El Director de SKODA Motorsport, Michal Hrabánek: “Aquí, lo que cuenta es la concentración más absoluta”

Después de los desfiladeros helados del Rallye de Montecarlo, de las rápidas pistas cubiertas de nieve de Suecia y los caminos de grava de México, la carrera sobre asfalto más dura del mundo, el Tour de Corse (6-9 de abril) espera a los equipos Skoda. Los organizadores lo llaman el rallye de las 10.000 curvas – aunque, hasta ahora, nadie las ha contado. En la ronda cronometrada de Córcega, los pilotos rara vez conducirán más de 50 metros seguidos en línea recta.

En Córcega, solo hay diez tramos en los que competir - pero su longitud solo los hace más duros. El domingo, la penúltima etapa entre Antisanti y Poggio di Nazza pondrá los pilotos a prueba con una extenuante y continua sucesión de curvas sobre casi 54 kilómetros. "Aquí, lo que cuenta es la concentración. Incluso el error más pequeño puede tener consecuencias devastadoras", dijo el Director de Skoda Motorsport, Michal Hrabánek, añadiendo: "Para los conductores, la máxima prioridad es vigilar el estado de los neumáticos. Si eres demasiado agresivo en el ataque acabas pagando un alto precio, perdiendo adherencia de forma dramática".

Los cambios en el calendario significan que el Tour de Corse tendrá lugar una vez más en primavera, conocido en Córcega por sus arrebatos meteorológicos. Los veteranos del rallye recordarán perfectamente que en esta época del año son habituales las precipitaciones repentinas y las lluvias torrenciales, que inmediatamente transforman las carreteras en pistas de patinaje, un factor adicional que garantiza que el Tour de Corse esté repleto de emociones.

Mientras que los equipos oficiales de Skoda, compuestos por Andreas Mikkelsen-Anders Jaeger y Jan Kopecky-Pavel Dresler, se han entrenado a conciencia para los desafíos del Rallye de Córcega con un extenso programa de preparación física, su máquina, el Skoda Fabia R5, también ha recibido una preparación específica para correr sobre asfalto. Los amortiguadores y la suspensión se han modificado para adaptarlas a las características del asfalto, y también se ha reducido la altura del chasis vehículo.

Andreas Mikkelsen, que condujo por primera vez como piloto invitado en el Rallye de Montecarlo, cosechando una impresionante victoria, está deseando aparecer como piloto oficial por segunda vez en la isla francesa del Mediterráneo: "Estoy contento de que Skoda vuelva a poner su fe en mi para que conduzca el Fabia R5, una vez más, en Córcega". Mikkelsen ha demostrado, en repetidas ocasiones, que es uno de los pilotos más rápidos del mundo sobre asfalto. En 2015 y en 2016, quedó en tercera posición en la general del Tour de Corse. El noruego celebró su victoria en la general del WRC 2015 en el Rallye de España, la mayor parte del cual se desarrolla sobre asfalto.

Asimismo, Jan Kopecký también está impaciente por llegar a la isla mediterránea: "El año pasado, quedé segundo en el WRC de Córcega. En 2013 y 2012, cuando el rallye todavía formaba parte del Campeonato Europeo de Rallyr, acabé segundo en la general en ambas ocasiones. No me importaría en absoluto subir un puesto", dijo el piloto checo con una sonrisa. De cara a prepararse para Córcega, Kopecký se sometió a un entrenamiento especial sobre asfalto, consiguiendo una victoria aplastante en la primera carrera del Campeonato de Rally Checo 2017, el Rally Valaská.