WRC

- Kevin Muñoz

El día que Simoncelli probó un Fiesta RS WRC

En el quinto aniversario de su muerte, recordamos la jornada en la que el piloto italiano de MotoGP probó el coche de Mikko Hirvonen.

Hoy es un día triste para los amantes del mundo del motor. Este domingo se cumplen cinco años de la muerte de Marco Simoncelli en el GP de Malasia de MotoGP. El carismático piloto italiano, fallecía como consecuencia de las heridas sufridas en una caída en los primeros compases de la carrera y tras ser embestido, cuando rodaba por el suelo, por las motos de Valentino Rossi y Colin Edwards.

El de Cattolica siempre será recordado por su agresivo estilo de pilotaje y su eterna sonrisa. Como su ídolo y gran amigo Rossi, Simoncelli tenía otra gran pasión además de las motos: los rallyes. Por ese motivo, unas semanas antes de su trágico accidente en el Circuito de Sepang, el italiano no dudó ni un momento en disfrutar de un test al volante del Ford Fiesta RS WRC que aquella temporada pilotaba Mikko Hirvonen y Jari-Matti Latvala en el Campeonato del Mundo de Rallyes.

La prueba, organizada a través de un patrocinador común de Simoncelli y el por entonces equipo oficial Ford en el WRC, fue un éxito. Mikko Hirvonen hizo de cicerone del italiano, explicándole todos los secretos de su coche y realizando un exhibición antes de que Marco tomase los mandos del World Rally Car de M-Sport.

A continuación, podéis visualizar el vídeo de aquella jornada con comentarios (en inglés) de Simoncelli e Hirvonen. El destino nos privó de un bravo piloto, pero el paso del tiempo no debería ser una excusa para olvidarlo. Allá dónde esté, el bueno de ‘Super Sic’ seguirá gozando de la velocidad, ya sea en moto o en coche, eso sí, siempre luciendo su eterno dorsal 58.