WRC

- Kevin Muñoz

Sébastien Ogier ve imposible ganar en Cerdeña

El piloto francés de Citroën es consciente de que abrir pista en la primera etapa casi le descarta de la pelea por el triunfo.

Después de un intenso y polémico Rallye de Portugal, Sébastien Ogier llega a la octava cita de la temporada, el Rallye de Italia, al frente de la clasificación general con sólo dos puntos de ventaja sobre Ott Tänak.

El seis veces campeón del mundo tendrá una difícil papeleta que solucionar en Cerdeña, ya que con unos tramos muy secos y áridos hará prácticamente imposible que pueda optar al triunfo al tener que abrir pista en la primera jornada de competición.

"Abrir pista en Cerdeña significa que podemos más o menos descartar nuestras posibilidades de ganar, dado lo sucias que están las especiales. Parece que no obtendremos ninguna ayuda para alterar las probabilidades del clima, sin previsiones que se repita la lluvia que cayó el año pasado”, ha comentado Ogier.

Ogier deberá volver a nadar a contracorriente en Cerdeña. | McKlein

 Siempre capaz de sacar el máximo partido de todas las circunstancias, no deberíamos olvidarnos de Ogier en un rallye en el que ha ganado en tres ocasiones y donde las mecánicas estarán exigidas al máximo por las altas temperaturas que se esperan en la isla mediterránea.

“Así que espero un fin de semana difícil, pero como siempre, daré el máximo, independientemente de las circunstancias, y veremos cuántos puntos tenemos al final del fin de semana. El C3 WRC claramente ha progresado recientemente y tuve buenas sensaciones en Portugal. Nuestro desempeño en el primer día, una vez más, determinará en gran medida nuestro resultado final", ha añadido el francés.