WRC

- Kevin Muñoz

Sébastien Ogier en el 'trono' de Luis Moya

Los test previos al Rallye de Suecia de M-Sport han propiciado una curiosa coincidencia que une al francés y el copiloto español.

Hay que reciclar. Ese debe ser uno de los mantras que imperan en el equipo M-Sport y prueba de ello fue el hallazgo que realizó Sébastien Ogier durante los test previos al Rallye de Suecia.

El tetracampeón mundial estuvo hace unos días rodando sobre hielo y nieve para poner a punto su Ford Fiesta WRC. Hasta aquí todo normal, el francés buscará la próxima semana su tercera victoria consecutiva en la cita sueca y así seguir agrando su leyenda – ya suma tres triunfos - como mejor piloto no nórdico en el único rallye que se disputa sobre tal resbaladiza y técnica superficie.

www.sutton-images.com | SUTTON
El estreno de Ogier con M-Sport no pudo ser mejor

Tras probar y buscar las mejores soluciones de configuración para su coche, Ogier reparó en un detalle más que sorprendente. El asiento que había estado utilizando durante todo el día, ese fiel compañero que sirve con profesionalidad y sin aspavientos en pos de la seguridad y la comodidad de los pilotos, tenía inscrito el nombre del que había sido su antiguo propietario, que no era otro que…¡Luis Moya!

Cabe recordar que el copiloto español formó parte del equipo M-Sport en dos etapas – en la temporada de 1997 con el Ford Escort WRC y desde el 2000 hasta el 2002 con el Ford Focus WRC – y es bien sabido que, como es habitual en él, dejó huella entre sus compañeros de formación.

La sorpresa que se llevó Ogier fue tan grande que no dudó ni un momento en subir tan sorprendente casualidad en su perfil de Twitter. Como reza el inicio de su mensaje en la red social del pajarito azul: “Nada nunca se pierde en M-Sport”; en este caso, el que fuese el ‘trono’ de Luis Moya en sus aventuras junto a Carlos Sainz.