WRC

- Kevin Muñoz

Sébastien Ogier: “Tenemos que mejorar mucho en asfalto”

El francés, que finalizó segundo en el Tour de Corse, no quedó para nada satisfecho con el rendimiento de su Citroën C3 WRC.

Una semana después de la disputa de la cuarta cita puntuable de la temporada del Mundial de Rallyes, es momento para reflexionar sobre lo acontecido en la prueba gala.

Las técnicas carreteras de la isla de Córcega fueron la primera prueba real del estado de todos los vehículos sobre asfalto seco y el rallye dejó cierta inquietud en las filas de Citroën.

Yendo de menos a más y favorecido por las circunstancias de sus rivales, Sébastien Ogier logró terminar segundo en el rallye de casa pese a que en todo el fin de semana no fue capaz de igualar el ritmo de los pilotos de cabeza. Fue algo sorprendente, ya que todo el mundo esperaba que el C3 WRC fuese muy competitivo sobre asfalto.

La segunda plaza en Córcega no oculta la falta de ritmo del Citroën en asfalto. | Jaanus Ree/Red Bull Content Pool

"Esperábamos que el asfalto fuera una buena superficie para nosotros y el C3 WRC, pero en las primeras especiales del viernes, nos dimos cuenta rápidamente de que íbamos a pasar un fin de semana difícil", comentó Ogier. "Nos faltaba el ritmo necesario para luchar con los más rápidos, ya que el coche tenía mucho subviraje y carecía de agarre”.

Fiel a su capacidad de supervivencia y de sacar el máximo partido a todas las circunstancias de la carrera, Ogier se llevó unos importantes puntos y una segunda plaza que le permiten quedarse muy cerca del nuevo líder del campeonato, Thierry Neuville. Pese a ello, el de Gap espera poder revertir la situación sobre asfalto de cara a los próximos dos rallyes en esta superficie, Alemania y Cataluña.

"En términos de puntos, el resultado fue muy positivo. Los diecinueve que marcamos son importantes para el campeonato y esa es la parte positiva del fin de semana. Pero no se puede ocultar el hecho de que hay que trabajar mucho para analizar un rendimiento que no cumplió con las expectativas y hay que encontrar una solución para el próximo rallye de asfalto", añadió el seis veces campeón del mundo.