WRC

- Kevin Muñoz

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, pentacampeones del mundo de rallyes

Los franceses logran su quinto título consecutivo tras finalizar terceros en el Rallye de Gales. Corona de marcas para M-Sport, que ha redondeado un fin de semana de ensueño con la victoria de Elfyn Evans.

El triunfo de la regularidad. Con una estrategia completamente diferente a sus años dorados en Volkswagen, el binomio Ogier-Ingrassia ha revalidado título después de hacer gala de una espectacular constancia que les ha llevado a dejar sentenciado el campeonato antes de la última cita en Australia.

El piloto de Gap no ha disfrutado de su año más victorioso, sólo ha cosechado dos triunfos con el Ford Fiesta WRC, pero ha sabido sacar el máximo partido a los errores de sus rivales para poder celebrar su quinto título consecutivo. Además, es el primero cetro que logra lejos de la órbita de Volkswagen y se convierte en el primer piloto en campeonar con un equipo privado desde que lo lograse Walter Röhrl en 1982.

La fiesta en M-Sport ha sido triple. Los británicos también han cantado el alirón por el título de marcas, una corona que regresa a manos de Malcolm Wilson diez años después. Con un merito increíble, el equipo de Cumbria, sin el apoyo oficial de Ford, ha sido capaz de imponerse a gigantes de la automoción como Hyundai, Toyota y Citroën.

Gran actuación de Evans, que le ha valido para ganar su primer rallye en casa. | @World Media Agency

La guinda del pastel la han puesto Elfyn Evans y Dan Barritt. El piloto galés ha sido profeta en su tierra y ha culminado un fin de semana de ensueño imponiéndose en el Rallye de Gales. Ante cientos de sus compatriotas, Evans se ha alzado con su primera victoria mundialista y, de paso, le ha dado el primer éxito en el WRC a la marca de neumáticos DMACK.

Thirry Neuville lo ha intentado todo para evitar la celebración de Ogier. El belga de Hyundai ha logrado remontar en la última etapa para finalizar la prueba galesa en segunda posición, además de ganar el Power Stage. Pero los dos puntos sumados por el francés en la última especial han impedido que el jefe de filas de Hyundai llegase con opciones al campeonato a la última prueba en Australia.

Sordo no ha disfrutado de un buen final de temporada. | RaceEmotion

Por detrás de Ogier, que ha sido tercero, Andreas Mikkelsen ha precedido a Jari-Matti Latvala por sólo 0.5 segundos. El noruego ha dejado buenas sensaciones en su segundo rallye con Hyundai, mientras que el finlandés de Toyota se ha mostrado decepcionado por no poder superar a su ex compañero de Volkswagen.

Dani Sordo y Marc Martí han completado un rallye sin pena ni gloria en décima posición. Los españoles de Hyundai nunca han sido capaces de rodar en el ritmo de los pilotos de cabeza y han terminado la carrera sin arriesgar. Con esta gris actuación, el cántabro y el catalán ponen fin a su temporada 2017, un año marcado por los problemas mecánicos que les ha imposibilitado cosechar mejores resultados.

WRC