WRC

- Kevin Muñoz

Sébastien Ogier, hexacampeón del mundo de rallyes

El francés se alza con su sexto título consecutivo en el Rallye de Australia tras los abandonos de Ott Tänak y Thierry Neuville. Jari-Matti Latvala vence la prueba y Toyota se lleva la corona de marcas.

El que casi nunca falla. Sébastien Ogier y su copiloto, Julien Ingrassia, acaban de conseguir en las antípodas su sexto título mundial consecutivo, el segundo con M-Sport Ford tras los cuatro logrados previamente con Volkswagen.

El piloto francés ha vuelto a demostrar su talento, analizando y gestionando la carrera a la perfección hasta el último tramo, completando el recorrido en quinto lugar. Su regularidad, ha sido el factor clave del cetro de esta temporada, ya que tanto Thierry Neuville como Ott Tänak no han podido desbancarle tras cometer muchos errores durante el año – y hoy mismo también-.

De hecho, Ogier e Ingrassia se han proclamado campeones virtuales al término del penúltimo tramo, cuando Tänak se ha visto obligado a abandonar por salida de pista. En la especial anterior, la primera del último bucle, el que decía adiós a la carrera y al campeonato –también por salida- era Neuville.

Con todo, sexto título consecutivo para el piloto de Gap, que se acerca a los nueve que lucen en el palmarés de su tocayo, enemigo y el año que viene futuro compañero de equipo ocasional, Sébastien Loeb.

Con su triunfo, Latvala le ha dado a Toyota el título de marcas. | Jaanus Ree/Red Bull Content Pool

La última sección del Rallye de Australia ha estado muy delicada con la presencia de la lluvia que ha dejado los tres tramos muy resbaladizos. En estas circunstancias, Jari-Matti Latvala ha aprovechado el error de Tänak para adjudicarse el triunfo y darle a Toyota los puntos necesarios para certificar el título mundial de marcas.

El equipo dirigido por Tommi Mäkinen ha hecho del Toyota Yaris WRC el coche referencia del campeonato y suma de esta forma la primera corona del fabricante nipón desde que regresaron al WRC en 2017.

Acompañando a Latvala en el podio, dos agradables sorpresas del rallye: Hayden Paddon y Mads Ostberg. El de Hyundai ha cuajado una meritoria actuación para terminar a 32.1 segundos del ganador, mientras que el noruego se ha hecho con una tercera plaza que le sabe a gloria en la que podría ser su última carrera con Citroën.