WRC

- Kevin Muñoz

Sébastien Ogier, contento pero prudente

El triunfo en Turquía reforzó mucho su candidatura al título, pero el francés es consciente de que superar a Tänak no será sencillo.

Después de una racha de malos resultados durante el verano, el Rallye de Turquía fue un oasis para Sébastien Ogier y el equipo Citroën. El francés venía de sentirse completamente fuera de ritmo en el asfalto de Alemania y los duros tramos de tierra otomanos le dieron lo necesario para volver a la senda de la victoria.

"Este triunfo ha llegado realmente en el momento adecuado para nosotros porque no teníamos más margen de error en esta última parte de la temporada. Llegamos a este rallye sabiendo que teníamos que conseguir muchos puntos para mantenernos en la carrera por el título y lo conseguimos", comentó Ogier tras imponerse en Turquía.

"El C3 WRC fue fiable y consistente, dos parámetros que son esenciales en esta prueba con sus condiciones extremas, especialmente el calor y los perfiles de sus tramos, los más duros de la temporada".

El doblete cosechado por Citroën en Turquía redujo ostensiblemente la diferencia que tiene Ogier respecto a Ott Tänak, pero en el bando galo son conscientes de que los rallyes que restan no serán tan propicios como el último.

"Estoy contento de conseguir esta victoria para el equipo. Es bueno para nuestra posición en el campeonato y debería darnos un impulso para el final de la temporada. Sin embargo, no podemos olvidar cuál es nuestro objetivo final, y todos sabemos que aún queda mucho por hacer y para lograrlo", añadió el francés que se encuentra a 17 puntos del líder Ott Tänak con tres rallyes para terminar la campaña.