WRC

- Kevin Muñoz

Sébastien Loeb, sigue siendo piloto PSA Motorsport

La retirada de Peugeot del Mundial de Rallycross dejaba en duda la continuidad del piloto francés, pero el grupo galo no ha tardado en informar de que sigue contando con Loeb.

Hace unos días Peugeot confirmaba que abandonaría su programa oficial en el Mundial de Rallycross al término de la presente temporada. El motivo: la no electrificación de la categoría reina antes de 2021.

El grupo PSA está metido de lleno en el lanzamiento de sus nuevos vehículos eléctricos y dicha estrategia fomentaba la participación de Peugeot en el WRX siempre y cuando fuese eléctrico a partir de 2020. Pero el campeonato anunció hace unas semanas que retrasaría la introducción de los súper car eléctricos hasta 2021, lo que ha llevado a PSA Motorsport ha renunciar a su participación en un certamen donde fueron campeones por equipos en 2015.

Loeb ha sumado dos triunfos en su etapa con Peugeot en el Mundial de Rallycross. | @World / Red Bull Content Pool

La salida de la marca gala del certamen dejaba en el ‘paro’ a un nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes, Sébastien Loeb. El piloto alsaciano, que la próxima semana disputará el Rallye de España-Cataluña con un Citroën C3 WRC – siendo su tercera y última carrera de la temporada en el Mundial de Rallyes – parecía quedar libre ante la retirada de Peugeot, algo que el CEO de la marca, Jean-Philippe Imparato, se ha apresurado a desmentir.

De este modo, Loeb seguirá unido a PSA Motorsport, por lo que podrá participar en los programas deportivos de todas las marcas de este grupo. Con esto, se abre de par en par la puerta a que veamos al francés repitiendo con un programa parcial en el WRC de la mano de Citroën, tal y como ha hecho este año.

Sería una gran noticia para la especialidad y, sobre todo, para los aficionados. Desde Citroën, el director del equipo Pierre Buddar ya declaró hace días que contar con Loeb en algunos rallyes de 2019 sería la guinda del pastel para su formación, que el próximo año intentará reeditar los éxitos de antaño de la mano de Sébastien Ogier y su nuevo escudero, Esapekka Lappi.