WRC

- Kevin Muñoz

Seb Ogier a agrandar su leyenda nórdica

El galo es el piloto no escandinavo con más triunfos en el Rallye de Suecia y este fin de semana intentará añadir un nuevo éxito a su impresionante palmarés.

El tetracampeón mundial afronta un nuevo desafío en el Rallye de Suecia: volver a vencer a los nórdicos en su propia casa. De hecho, esto no es algo nuevo para Sébastien Ogier, que suma tres triunfos – los dos último consecutivos – en los rápidos y helados tramos suecos.

El piloto francés se ha convertido por derecho propio en una leyenda de la cita escandinava, ya que antes que él sólo su tocayo Sébastien Loeb había logrado imponerse en este rallye – en una ocasión, 2004 – sin poseer sangre ni descendencia nórdica.

De este modo, Ogier, eternamente comparado con su compatriota, puede presumir de que, por lo menos, en el Rallye de Suecia ya ha batido por mucho al que fuese su compañero de equipo y principal enemigo en sus inicios en Citroën.

M-Sport | @World
El francés va a por el hat-trick consecutivo en tierras suecas

El Rallye de Suecia ha permanecido como la prueba más inalcanzable del WRC para los pilotos llegados de fuera de los países nórdicos. En su palmarés lucen 39 victorias de pilotos locales, 20 de los vecinos finlandeses y una de los noruegos - Petter Solberg en 2005 -. El dominio nórdico es aplastante, pero Ogier y su talento han revertido esta tendencia histórica en los últimos años.

Este fin de semana la pelea por el triunfo vuelve a presentarse como el de Gap contra las hordas vikingas representadas por Jari-Matti Latvala, Mads Ostberg y Jüho Hänninen, que intentarán preservar el honor escandinavo del absoluto dominio ejercido por el galo.

Este será mucho más que un rallye, es la continuación de las batallas entre tropas vikingas y francesas de hace más de doce siglos. Entonces, los norteños sembraban el temor en las capitales de nuestro país vecino y ahora es uno de sus hijos quien no deja dormir tranquilos a aquellos que antaño eran considerados como los mayores guerreros de la faz de la tierra y que hace unos años prefirieron cambiar el hacha y la espada por el volante, erigiéndose como los reyes ‘voladores’ del mundo del motor. La lucha está servida, disfrutemos.