WRC

- Kevin Muñoz

Rallye Cataluña, 25 años en la élite

Tal día como hoy hace un cuarto de siglo, finalizaba la primera edición mundialista del Rallye Cataluña-Costa Brava organizado por el RACC.

El paso del tiempo es inexorable y en los rallyes, como en la vida, cumplir años nunca debería ser una mala noticia, sino la confirmación del trabajo bien hecho por parte de todos los involucrados.

Esta semana se conmemoran 25 años del debut como cita puntuable para el Campeonato de Mundo de Rallyes del Rallye Cataluña-Costa Brava. Era 1991, la afición se multiplicó por mil tras la primera corona mundial de Carlos Sainz y la carrera con sede en Lloret de Mar se convirtió en un fenómeno de masas nunca visto en la especialidad en nuestro país.

Son muchos los recuerdos que los seguidores de los rallyes guardan de aquella primera incursión mundialista. El campeonato llegaba súper emocionante a la que era su penúltima prueba, ya que Sainz podía proclamarse campeón por segundo año consecutivo si batía al Lancia Delta de Juha Kankkunen.

Lo que parecía una fiesta para volver a ver a “El Matador” en lo más alto del Olimpo de los rallyes se convirtió en un carrera perfecta para su rival finlandés. Pese a que los Toyota de Armin Schwarz y Sainz dominaron sobre el asfalto del primer día, el madrileño se veía obligado a abandonar al inicio de la segunda etapa por un problema de humedad en la centralita del motor de su Celica, que no arrancó de ninguna de las maneras al inicio de la jornada.

El mejor español fue 'Mia' Bardolet, que finalizó cuarto ante sus seguidores

Con el español fuera, Kankkunen remontó posiciones en las etapas de tierra y finalizó segundo de la general tras Schwarz, que lograba así su primer y único triunfo en el WRC. Pese a la gran ventaja de la que disponía el bravo piloto alemán, casi ve como pierde la victoria al final del rallye cuando sufrió un vuelco sin consecuencias.

Entre el resto de pilotos españoles destacó el mítico ‘Mia’ Bardolet que finalizó en una espectacular cuarta plaza con su Ford Sierra Cosworth, justo por detrás de François Delecour. Un joven Luis Monzón (Lancia Delta Integrale) terminó séptimo seguido del tinerfeño Fernando Capdevila (Ford Sierra Cosworth), que fue octavo absoluto y se hizo con el triunfo entre los vehículos de producción. Joaquim Casasayas (Peugeot 309 GTI) y José María Ponce (BMW 325i) completaron el top 10 del primer Rallye Cataluña-Costa Brava mundialista.