WRC

- Kevin Muñoz

El rallye más ajustado de la historia del WRC

Sébastien Ogier se alzaba con la victoria en el Rallye de Jordania de 2011 superando por sólo dos décimas al segundo clasificado, Jari-Matti Latvala

Mucho menos que un parpadeo. Tal día como hoy hace seis años finalizaba la prueba más ajustada de toda la historia del Campeonato del Mundo de Rallyes, el Rallye de Jordania de 2011.

Sébastien Ogier (Citroën DS 3 WRC) y Jari-Matti Latvala (Ford Fiesta RS WRC) fueron los grandes protagonizas de aquella edición – que fue el cuarto meeting puntuable de la temporada -, ya que ambos se enzarzaron en una espectacular pelea por el triunfo que se saldó a favor del francés por tan sólo dos décimas de segundo.

Un abrir y cerrar de ojos – en realidad algo menos – fue lo que separó a estos dos pilotos. Tanto Ogier como Latvala rodaron a un ritmo inalcanzable para sus rivales, entre ellos Sébastien Loeb, que sólo pudo terminar tercero después de tener que abrir pista en los áridos tramos del país de Oriente Medio.

Jari-Matti Latvala (FIN), Ford Fiesta RS WRC, on stage 7.\n\nWorld Rally Championship, Rd4, Rally Jordan, Dead Sea, Amman, Jordan, Day 2, Friday 15 April 2011. | SUTTON
Latvala lo intentó hasta el final, pero se quedó a las puertas de la victoria

El Rallye de Jordania de 2011 estuvo en el alambre en los días previos a su celebración. Los diferentes conflictos bélicos que azotan la zona desde hace décadas dificultaron el transporte de toda la logística de los equipos.

De hecho, los organizadores del campeonato decidieron fletar un barco desde Italia con todos los camiones de las formaciones, pero el buque sufrió diversas averías mecánicas que retrasaron su llegada al país árabe. Esto provocó la suspensión de la primera etapa del rallye, por lo que la carrera se quedó recortada a sólo dos jornadas y catorce especiales que sumaron unos 260 km contra el crono.

Pese a todas las dificultades extra deportivas que acompañaron a la prueba, la acción en los tramos fue tremenda y entró de lleno en la historia del Campeonato del Mundo de Rallyes al escenificar la diferencia más pequeña jamás vista entre primer y segundo clasificado.