WRC

- Kevin Muñoz

Pontus Tidemand, de vuelta al Mundial con un Fiesta R5 oficial

El piloto sueco, ausente desde la cita de su país, correrá el Rallye de Alemania con la nueva arma del equipo M-Sport.

Más leña. Después del discreto debut mundialista del Ford Fiesta R5 MKII en el pasado Rallye de Finlandia, perdiendo más de un segundo por kilómetro con el Skoda Fabia R5 de Kalle Rovanperä, M-Sport está dispuesto a revertir la situación en la próxima prueba del campeonato, el Rallye de Alemania.

Cambiando la tierra y los rasantes de Finlandia por el asfalto y los viñedos del país germano, esta carrera será una nueva prueba de choque para comprobar el rendimiento del último coche fabricado por los hombres de Malcolm Wilson.

Eric Camilli, encargado de hacerlo debutar en el WRC 2 Pro, continuará al volante de una de las dos unidades que M-Sport ha inscrito para el rallye teutón, mientras que la segunda estará en manos de un viejo conocido de la categoría y campeón del mundo de WRC 2, Pontus Tidemand.

No fue el debut esperado, pero M-Sport confía en revertir la situación con su nuevo Fiesta R5. | M-Sport

El experimentado piloto sueco ha estado alejado del campeonato desde que disputase las dos primeras citas del año en Montecarlo y Suecia con un Fiesta WRC. Sus cronos fueron más bien malos, lo que le dejó sin opciones a ganarse el puesto de tercer piloto de M-Sport Ford en la categoría reina.

Pero la vida siempre te da segundas oportunidades y la formación británica, ante la difícil situación de hacer competitivo su nuevo Fiesta R5, ha considerado que el nórdico era la mejor opción para enderezar el camino en el asfalto alemán.

No lo tendrán fácil ni Tidemand ni Camilli, ya que en el Rallye de Alemania deberán hacer frente a los dos Skoda oficiales de Rovanperän y Jan Kopecky, además del Citroën C3 R5 del veterano Mads Ostberg, en la que será la mejor inscripción del WRC 2 Pro en lo que llevamos de temporada.