WRC

- Kevin Muñoz

Pontus Tidemand, ante su cumpleaños más importante

El piloto sueco, vigente campeón del WRC 2, soplará hoy 27 velas en el momento más decisivo de su corta carrera deportiva.

Siempre se dice que lo más difícil no es llegar, si no mantenerse. Pero en el caso de Pontus Tidemand parece que tampoco le está resultando sencillo dar el salto a la categoría reina. Con un palmarés brillante, en el que lucen dos títulos mundiales – campeón junior en 2013 y del WRC 2 en 2017 – el sueco está trabajando intensamente para encontrar un programa superior la próxima temporada.

Después de coronarse con Skoda, Tidemand ha centrado sus esfuerzos en los primeros test del Volkswagen Polo GTI R5. Pero el nórdico no se conforma con convertirse en la referencia de la categoría de plata, quiere mucho más.

Su entorno está trabajando a destajo para encontrar la fórmula – y presupuesto  necesario – para establecerse como un piloto regular de la categoría reina del Mundial. De este modo, siguen negociando intensamente con el equipo M-Sport, la mejor y casi única opción que tiene el rubio de Charlottenberg de pilotar un World Rally Car de última generación.

Los últimos rumores indicaban que Tidemand podría disfrutar de un programa reducido al volante del tercer Fiesta RS WRC de M-Sport durante 2018. Este rol podría ser compartido, ya que tanto él como otra de las grandes promesas de los rallyes, Teemu Suninen, se repartirían el último asiento de la formación británica.

Son semanas de negociar, sufrir y en su caso, de celebración. No todos los días se cumplen 27 años siendo Campeón del Mundo de Rallyes, el futuro es suyo.