WRC

- Kevin Muñoz

Un Polo GTI R5 para que Oliver Solberg debute en el WRC

El hijo del Campeón del Mundo de Rallyes de 2003 competirá esta temporada con el vehículo que utilizó su padre en el pasado Rallye Cataluña.

A muchos nos ha tocado conducir el coche de nuestro padre cuando nos hemos sacado el carné de conducir, pues la historia se repite en el caso de Oliver Solberg, aunque en esta ocasión en el mundo de la competición.

El piloto noruego de 17 años está llamado a ser una de las grandes estrellas de los rallyes de la próxima década. Yendo a la zaga por solo un año del mayor súper talento conocido, Kalle Rovanpera, el hijo de Petter Solberg tiene ante sí la temporada en la que deberá consolidar su salto a la escena internacional.

Para ello, el joven nórdico tendrá a su disposición el Volkswagen Polo GTI R5 que su padre pilotó en el pasado RallyRACC y que el propio ex piloto oficial de Subaru ha comprado al equipo germano.

 

 

 

Gestionado por la formación de los Solberg, Oliver hará su debut con el coche alemán dentro de unas semanas en el Rallye Aluksne en Letonia. Este será la primera cita de varias pruebas de preparación que lo deberían llevar a concluir la temporada realizando su debut en el WRC – posiblemente en el Rallye de Gran Bretaña-.

Con este paso, el pequeño del clan Solberg apunta directamente al certamen donde su familia se ha labrado una gran reputación. De momento, todos los caminos indican a que este joven rubio imberbe tiene talento para ello, aunque queda por esclarecer si ha salido más a su progenitor o a su simpático tío.