WRC

- Laura Martín

PH Sport añade a su colección un Citroën DS3 WRC especial Loeb-Elena

La marca especialista en la preparación de coches de competición ha recibido este modelo especial del 9 veces campeón del mundo.

PH Sport ha ampliado su particular museo con un nuevo vehículo, tan especial como el resto. Se trata del Citroën DS3 que un día pilotasen Sébastien Loeb y Daniel Elena en el Rallye de Francia-Alsacia en 2013. Dicho preparador, ligado a Citroën Racing, dio a conocer esta noticia el día de Nochebuena.

Este DS3 fue el mismo con el que los 9 veces campeones mundiales finalizaron dentro del Campeonato del Mundo de Rallyes, y en la que es la prueba de casa para ellos. De ahí que para dicha ocasión se rotulase en negro y dorado y con las cifras de récord de su carrera deportiva distribuidas por toda la carrocería.

Pero bien es cierto que aquella no fue la última prueba definitiva en la que participaron; pues más tarde correrían el Rallye de Monte-Carlo en 2015 y, como ya es oficial, estarán presentes en, como mínimo, tres citas de 2018. A bordo de su Citroën DS3 WRC se lo pondrán difícil a sus rivales en las pruebas de Córcega, México y España.

La pareja francesa no pude terminar aquel “último” rallye tras sufrir un accidente; pero el coche con chasis número 17, llevaba más de un año siendo propiedad de PH Sport. Kris Meeke lo utilizó en el equipo oficial en 2012 y 2015 y, tanto Meeke como Craig Breen, lo pilotaron durante la temporada 2016. Temporada en la que el preparador ocupó el hueco de Citroën como equipo semioficial cuando la marca decidió no correr de manera oficial para dedicarse enteramente al C3 WRC para este año.