WRC

- Redacción

Petter y Oliver Solberg, cara a cara en el Rallye de Gales

Padre e hijo pilotarán sendos Volkswagen Polo GTi R5 en el adiós de Petter al Mundial y en el debut de Oliver en el WRC2.

Petter Solberg estará encantado de terminar su carrera profesional en el WRC junto a Oliver, lo mismo que el hijo lo estará de de comenzar su carrera en WRC junto a su padre.

Mr. Hollywood, como así se le conoce en determinados ámbitos a Petter Solberg, el piloto más carismático del Campeonato del Mundo de Rallyes terminará su carrera profesional en el Rallye de Gran Bretaña pilotando uno de los Polo GTI R5 de Volkswagen Motorsport.

El Campeón del Mundo de 2003 no será nuevo en el rallye británico, ya que lo ha comenzado 15 veces y lo ha ganado cuatro. Entre 2002 y 2005, él y su copiloto Phil Mills dominaron el Rallye de Gales, siempre con el Subaru Impreza.

Oliver Solberg tenía un año de edad cuando su padre comenzó ese extraordinario período de dominio del Rallye de Gales. Este año cumplirá 18 años y hará su debut en WRC con un Volkswagen Polo GTi R5 idéntico al de su padre.

La prueba, que se disputará del 3 al 6 de octubre en Llandudno marca el relevo generacional del WRC en la casa de Solberg.

Petter ha dicho al respecto: "El Rallye de Gran Bretaña siempre ha sido especial para mí y la oportunidad de poner fin a mi carrera profesional allí en el WRC es fantástica. "Hay tantos recuerdos de este rallye, es un evento que realmente ha sido uno de los aspectos más destacados de mi carrera: ganar mi primera prueba de WRC, luego ganar el campeonato un año después fue tan especial. Y muy especial para mi copiloto Phil [Mills], que vive allí. Va a ser un rallye emocional, especialmente compitiendo en una ronda de WRC por primera vez con mi hijo Oliver. Es un momento increíble para la familia Solberg, ya que un capítulo se cierra y otro se abre".

Petter continuó diciendo que, "Para mí, y por una vez, la competencia no es absolutamente todo. Como dije, quiero disfrutar de este rallye y conducir el Polo GTI R5 de Volkswagen y realmente no puedo esperar para compartir una ronda del campeonato mundial con Oliver. Espero poder compartir este momento contigo también ".

La entrada de Oliver en el Rally de Gran Bretaña depende, obviamente, de que apruebe su examen de conducir en Suecia antes del evento.

Para Oliver Solberg pilotar al lado de su padre será algo nuevo, “Será fantástico. Simplemente increíble. Tengo tantos recuerdos de papá conduciendo y ganando en este rallye. A principios de este año, había terminado de hacer algunas pruebas en la etapa Sweet Lamb y, honestamente, se me pusieron los pelos de punta en el brazo cuando manejaba allí por primera vez. Recuerdo mucho haber visto este lugar en la televisión y luego conducirlo en el juego [WRC]. Por supuesto que ayudará tener a mi padre cerca. En primer lugar, él es mi héroe, así que tenerlo conmigo en cualquier momento es genial, pero tener a este tipo que ganó el rallye y conoce estos caminos y estas condiciones será muy importante para mí. Lo dije todo el tiempo esta temporada, solo quiero divertirme. Solo quiero aprovechar la experiencia y disfrutar de la conducción. No voy a intentar hacer una gran estrella ni nada de eso. Necesito llegar al final para descubrir que lo que escuché, que es uno de los rallyes más técnicos de la temporada, es cierto. Realmente no sé si venceré a papa, pero seguro que será la primera vez que miro hacia el final de cada etapa".