WRC

- Kevin Muñoz

Ostberg trabaja para hacer correr el C3 WRC

El veterano piloto noruego no arroja la toalla y tiene muy cerca la posibilidad de concretar un programa en la categoría reina con el coche francés.

La inesperada despedida de Citroën dejó en jaque el Mundial de Rallyes. La marcha de los franceses ha hecho tambalearse el campeonato, que ha visto como se quedaba con sólo dos marcas oficiales en liza y un equipo semi oficial. Pero hace unos días el director de la vertiente deportiva del fabricante galo, Pierre Budar, reconoció que ellos estaban abiertos a alquilar los C3 WRC a todos aquellos equipos los quisiesen hacer correr el próximo año.

En estas ha aparecido Mads Ostberg. El noruego, que antaño fue piloto oficial de Citroën y que este año ha defendido los colores de los de Versalles en el WRC 2 Pro con un C3 R5, parece haber encontrado el apoyo necesario de la filial noruega de Citroën para competir, nuevamente, al máximo nivel en 2020.

La otra opción que maneja Ostberg es volver a correr con el C3 R5. | Red Bull Contento Pool

En el pasado, Citroën Noruega ya apoyó a Petter Solberg en las campañas que el campeón del mundo de 2003 corrió con un Xsara y un C4 privados a finales de la década pasada, y ahora parece estar dispuesta a echar un cable a Ostberg para que, por lo menos, podamos disfrutar de uno de los C3 WRC de la actual generación en los tramos.

El proceso de negociación está en plena fase de ebullición, todo está por concretarse, y como alternativa al proyecto con el World Rally Car, Ostberg también maneja la opción de seguir con un C3 R5 en el WRC 2, coche que se ha encargado de evolucionar este año y que ha terminado la temporada con muy buenos cronos tras las novedades introducidas.