WRC

- Redacción

Ogier vuelve a sus orígenes

Los rumores de los últimos días se confirmaron, y Citroën ha anunciado que Sébastien Ogier volverá a la casa francesa para defender a la marca de 2019 en adelante.

Hace diez años, en el Rallye de Gales de 2008, Sébastien Ogier y Julien Ingrassia, entonces el recién coronado campeón de la Júnior WRC, hicieron un impresionante debut en el C4 WRC al ganar el primer tramo, reclamando su primera victoria en el WRC en ese momento.

El francés lideró la carrera hasta el tramo 5º.

En esta próxima edición de 2018 de la ronda británica, el momento no podría ser mejor para anunciar el regreso del pentacampeón mundial (de 2013 a 2017) con Citroën Total Abu Dhabi WRT, el equipo donde todo comenzó. De hecho, fue con un mono adornado con los famosos galones que los dos franceses obtuvieron su primer título mundial en la clase Junior, en el C2 Super 1600, y su primera victoria en el WRC.

También anotaron su primer podio del WRC con Citroën (subcampeón en el Acrópolis de 2009 en el C4 WRC) y su primera victoria general (Rallye de Portugal 2010 en el C4 WRC). Después de demostrar su excepcional talento en el equipo Júnior de la marca, rápidamente se confirmaron al unirse al equipo de trabajo de Citroën (Rallye de Finlandia 2010), haciendo una contribución activa a los títulos de fabricantes ganados en 2010 y 2011.

El equipo dirigido por Pierre Budar ha confirmado su implacable determinación de apuntar aún más al futuro con un C3 WRC que ya ha obtenido dos victorias absolutas y seis podios. Resueltamente centrado en el reto de convertirse en campeón del mundo con una tercera marca diferente, que también cuenta con una gran historia en los rallyes del mundial, Sébastien está convencido por el potencial del coche y la determinación de un equipo que conoce bien.

Las primeras reacciones no se han hecho esperar, y uno de los primeros en hacer declaraciones ha sido Malcolm Wilson, el jefe de M-Sport, con quien Ogier logró su quinto título, que ha deseado toda la suerte del mundo a Ogier e Ingrassia en esa nueva etapa. Pero antes que esa comience, Sébastien tiene que seguir luchando con su Ford por su sexto entorchado.