WRC

- Kevin Muñoz

Ogier, ¿Príncipe de Gales?

El francés de Volkswagen, recién proclamado tetracampeón mundial, tiene una cita con la historia este fin de semana en el Rallye de Gales.

El otrora RAC Rallye, hoy en día denominado Rallye de Gales o Rallye de Gran Bretaña, según convenga, celebrará estos días su 72º edición. En sus 84 años de historia – la primera vez se disputó en 1932 – la carrera no ha acabado de contar con un claro dominador que lidere sólidamente el palmarés de victorias.

Si nos fijamos en la lista de ganadores de este rallye, encontramos en lo más alto un doble empate a cuatro triunfos entre Hannu Mikkola y Petter Solberg. Tras los nórdicos, se clasifican el selecto grupo del ‘Hat-trick’ de victorias: Richard Burns, Erik Carlsson, Juha Kankkunen, Sébastien Loeb, Timo Mäkinen, Colin McRae y Sébastien Ogier. Precisamente, el francés de Volkswagen, que en el pasado RallyRACC se alzó con su cuarto título mundial consecutivo, espera cambiar de club este fin de semana y unirse a Mikkola y Solberg como reyes del rallye británico.

Ogier tiene ante sí un doble desafío: empatar a victorias en esta prueba con el finlandés y el noruego, y también repetir la hazaña de Solberg, que se impuso en cuatro ocasiones consecutivas.

s VW Motorsport | Daniel Röseler
Ogier, junto a su copiloto Julien Ingrassia, ha ganado en tres ocasiones el Rallye de Gales

Si hasta su llegada a Volkswagen el Rallye de Gales no se le había dado especialmente bien al piloto de Gap - dos abandonos y tres resultados fuera del Top 10 en cinco participaciones, todas ellas con Citroën - desde que corre para el equipo alemán el binomio Ogier-Polo R WRC se ha mostrado intratable en la campiña galesa, sumando tres triunfos de tres posibles.

Teniendo en cuenta la histórica rivalidad entre el Reino Unido y Francia, de buen seguro que al piloto galo le gustaría convertirse, aunque fuese de forma metafórica, en el nuevo Príncipe de Gales. Para los ‘gallos’ franceses, sin duda que este sería un buen epílogo a la Guerra de los 100 años.