WRC

- Kevin Muñoz

Ogier y Neuville se citan mañana

El francés de M-Sport Ford lidera el Rallye de Italia antes de la última etapa, pero el belga de Hyundai está a sólo 3.9 segundos de su gran rival.

Suero o champán. La última etapa del Rallye de Italia, séptima cita puntuable del Campeonato del Mundo de Rallyes, se decidirá en un cara o cruz en los últimos cuatro tramos y 40 km contra el crono en la isla de Cerdeña.

Sébastien Ogier o Thierry Neuville, sólo ganará uno. Los dominadores del certamen han llevado a la isla italiana su duelo por la corona mundial, en un rallye que se decidirá en los últimos kilómetros después de que el francés y el belga hayan demostrado hoy todo su talento y velocidad.

Entre ambos, 3.9 segundos a favor de un Ogier que durante la segunda etapa ha sufrido altibajos de rendimiento. El galo de M-Sport Ford ha logrado salvar los muebles pese que en ocasiones parecía no disponer del ritmo de su rival de Hyundai. Por su parte, Neuville se siente fuerte, con ambición y determinación, a sabiendas de que ganar en esta carrera al pentacampeón supondría un golpe de efecto a sus aspiraciones al título mundial.

Fabien Dufour

Este será el gran duelo que centrará toda la atención la jornada de mañana, aunque tras ellos hay otro cara a cara espectacular. Jari-Matti Latvala se acuesta tercero, pero el veterano finlandés volador de Toyota deberá mantenerse alerta si no quiere ver como su joven compañero y compatriota, Esapekka Lappi, le roba la cartera el último día en Cerdeña. A falta de cuatro tramos, 5.3 segundos separan a los pilotos de Toyota, por lo que el duelo, también, está servido en la pelea por la tercera posición.

Tras Lappi, un abismo. El ritmo impuesto por los de cabeza han dejado a un mundo al quinto y sexto clasificado, Hayden Paddon y Mads Ostberg. Ambos han disfrutado de un día más o menos tranquilo, en un toma y daca constante en su batalla por completar el Top 5. De inicio, el neozelandés partirá el domingo con una escueta ventaja de 2.1 segundos sobre el noruego de Citroën.

Los técnicos y áridos tramos de la isla mediterránea serán, mañana, el escenario de la épica lucha entre Ogier y Neuville. Una victoria que puede significar mucho más que 25 puntos, un triunfo que puede valer medio mundial.