WRC

- Redacción

Ogier, cauteloso con las prestaciones de los nuevos WRC

Sébastien Ogier cree que es demasiado pronto para comparar la nueva era de World Rally Cars después de su primera participación en el Rallye Montecarlo.

Ogier ganó la prueba inaugural de la temporada en su debut en competición con el Ford Fiesta WRC, superando a sus rivales de Citroën, Toyota y Hyundai.

El francés y su compañero de equipo Ott Tänak estaban cerca de lograr un doblete para el nuevo Fiesta hasta que un problema de motor para Tänak permitió a Jari-Matti Latvala tomar la segunda plaza con un Yaris WRC.

Pero el Fiesta no fue el claro dominador. Citroën y Hyundai también lograron scratch con sus nuevos modelos, mientras que Thierry Neuville lideró el rallye doce tramos hasta que sufrió un accidente con su Hyundai i20 Coupé WRC.

Después de cuatro días de competición en condiciones únicas en el WRC, Ogier se mostró prudente sobre el potencial real de sus rivales.

“Todavía es un poco temprano para juzgar el rendimiento de todos, es muy difícil ver quién está marcando diferencias o quién domina”, dijo Ogier.

“Esta es una buena señal para el campeonato. Espero que al final todos tengamos un rendimiento similar, eso es bueno para el deporte, pero también espero que sigamos así”, agregó.

Ogier tiene sólo dos semanas hasta los reconocimientos de la siguiente cita en Suecia, un rallye que ganó en 2015 y 2016.

“Me encanta Suecia, es un rallye que he ganado un par de veces y espero que, como en el pasado, el Fiesta sea fuerte en Suecia. No hay nada que me impida dudar de ello”, comentó el francés.