WRC

- Kevin Muñoz

OFICIAL: Ott Tänak ficha por Hyundai

El flamante nuevo campeón del mundo de rallyes abandona Toyota para recalar en las filas del fabricante coreano.

Cuatro días después de coronarse como nuevo rey de la especialidad en el RallyRACC, Ott Tänak ha tomado la decisión de fichar por el equipo Hyundai Motorsport. El estonio se unirá de esta manera al ‘Dream Team’ que ha conseguido concretar el director de los coreanos, Andrea Adamo.

El nuevo campeón del mundo compartirá estructura con Thierry Neuville, Dani Sordo y Sébastien Loeb, convirtiendo, de facto, al equipo Hyundai en la mayor potencia del WRC en cuanto a pilotos y talento se refiere detrás de los volantes de sus i20 Coupé WRC.

Este sorprendente movimiento llega después de una temporada magnífica de Tänak y su copiloto, Martin Järveroja, que la coronaron el pasado domingo en Salou con un segundo puesto en el rallye español que les permitió cantar el alirón.

"Estoy realmente emocionado de unirme a Hyundai", ha comentado Tänak. "Su estrategia que es muy prometedora y coincide con mis propias ambiciones para el futuro. Es un gran honor para mí tener la oportunidad de unirme al equipo en esta emocionante etapa de nuestras respectivas carreras. Tengo un gran respeto por lo que han logrado. Hemos luchado estrechamente el uno contra el otro durante varias temporadas. Siempre han tenido un equipo y un coche competitivos, por lo que ahora será interesante ver las cosas desde el otro lado. La alineación de pilotos es buena y espero ver lo que podemos lograr juntos en los próximos años".

Pero pese a ser casi imbatibles con su Yaris WRC, las discrepancias entre Tänak y el director del equipo, Toyota, Tommi Mäkinen, han llevado al hombre que ha sido capaz de derrocar el régimen de 15 años impuesto por los Sébastien en el Mundial a cambiar de aires y unirse a Hyundai.

Golpe duro para el fabricante japonés, que ahora se ve en la obligación de reestructurar su formación con la marcha de su punta de lanza. Mäkinen ya trabaja en busca del recambio del campeón, aunque no lo tendrá fácil. Su ilusión se centra en convencer a Sébastien Ogier para que rescinda el año de contrato que le resta con Citroën y apueste por Toyota, equipo que rechazó a finales de 2016. Parece que el destino les brinda una segunda oportunidad.