WRC

- Redacción

Los nuevos WRC 2017 y el Montecarlo ya llegan

Después de toda la acumulación y anticipación, pruebas secretas y camuflaje, la nueva era de coches más ligeros, anchos y potentes para el WRC se pondrá en marcha el jueves 19 de enero cuando se dé el banderazo de salida al Rallye Montecarlo.

Y eso es sólo para empezar. Además de los coches nuevos, también disfrutaremos de pilotos que han cambiado de equipo tras varios años de estabilidad.

¿Sébastien Ogier en un Ford Fiesta? Era impensable hace unos meses, pero sucederá en unas pocas semanas. Luego están los equipos: Toyota y Citroën, ambos regresan como marca oficial y deberán hacer frente a formaciones consolidadas en el campeonato como Hyundai y M-Sport.

Hay nuevas reglamentaciones para los equipos. Cada uno de ellos podrá disponer de tres coches, sin tener que nominar a sus dos primeros pilotos y también se otorgarán más puntos en el Power Stage.

Los World Rally Cars de 2017

Más ligeros, anchos y espectaculares que los modelos del año pasado, los coches de la categoría reina del WRC de 2017 han sido construidos con regulaciones técnicas que permiten una mayor libertad aerodinámica, más potencia del motor y la reintroducción del diferencial central activo. Después de muchas pruebas en 2016, los nuevos coches de Citroën, Hyundai, M-Sport y Toyota harán su debut en competición en el Rallye Montecarlo. Esto es lo que los hace especiales:

Carrocería

Los nuevos coches son 10 kilos más ligeros y 55 mm más anchos que sus predecesores. También son mucho más agresivos gracias a los nuevos kits aerodinámicos. En la parte delantera, un splitter sobresale 60 mm, mientras que un difusor trasero se extiende hacia atrás un extra de 30 mm. Los pasos de ruedas son más anchos para acomodar la anchura adicional y un enorme alerón trasero se sitúa 50 mm por encima de la línea del techo para proporcionar más downforce en la parte trasera. Alrededor del coche, parrillas y conductos adicionales controlan el flujo de aire para mantener los frenos y el motor en correcto funcionamiento. En el interior, los coches cuentan con más características de seguridad que nunca. El espesor de la espuma de absorción de energía que rodea los pilotos pasa de 200 a 240 mm, mientras que los asientos reposicionados, protectores de cabeza, paneles reforzados de las puertas y mejoras en el diseño de jaula antivuelco jugarán un papel muy importante en la protección de los ocupantes.

Bajo el capó

En la parte delantera, el motor turbo de cuatro cilindros de 1.6 litros permanece, pero la ampliación de la brida restrictiva del turbo de 33 a 36 mm significa que la potencia pasa de 310 a 380 cv. Limitar el impulso del turbo a 2,5 bar mantiene el par máximo en la cifra anterior de alrededor de 430 Nm. La caja de cambios es una unidad secuencial de seis velocidades, actualizada para hacer frente a la potencia extra y operada por un cambio hidráulico de levas. Hay diferenciales delanteros y traseros pasivos, pero por primera vez desde 2010 la transmisión ahora cuenta con un diferencial central activo para permitir al conductor afinar el manejo del coche a diferentes condiciones.