WRC

- Kevin Muñoz

Neuville lidera en el 'infierno' portugués, Sordo tercero

El belga se aprovecha de los múltiples problemas de sus rivales para acabar la primera etapa en cabeza. Su compañero español sufre con la ruedas blandas pero salva la plaza de podio en una jornada épica.

Tremendo. Es el adjetivo que podría calificar el bucle de esta tarde del Rallye de Portugal, sexta cita puntuable de la temporada del Mundial de Rallyes.

La sección arrancaba con Dani Sordo como líder, pero el español ha perdido el puesto de honor a las primeras de cambio en la primera especial. El cántabro, que ha apostado por llevar cinco neumáticos blandos, ha errado en la elección y se ha visto lastrado para el resto del día.

En la primera especial de la tarde hemos visto como Sébastien Ogier cometía un error poco frecuente en él que le ha causado una salida de pista. El francés se ha visto obligado a abandonar pese a que su Ford Fiesta WRC no presentaba grandes daños, siendo así su primer accidente desde Finlandia 2017.

Pero la auténtica locura estaba todavía por llegar. En la segunda pasada por Ponte de Lima, el tercer tramo de la tarde, todo ha cambiado. Thierry Neuville, que como Sordo ha optado por las ruedas blandas con mejor fortuna que el cántabro, se ha aupado al liderato tras ser el más rápido. Tras él, el caos.

La elección del neumático blando no ha sido la más acertada, Sordo ha sufrido mucho. | Francois Baudin

Andreas Mikkelsen abandonaba por  problemas mecánicos que venía arrastrando desde el TC6. El siguiente en caer ha sido su compañero de equipo Hayden Paddon, que ha sufrido un duro accidente que ha obligado a neutralizar la especial al bloquear la carretera y requerir asistencia medica. Tanto el neozelandés como su copiloto se encuentran bien, aunque han sido trasladados a un hospital cercano para realizar un chequeo en profundidad.

Además, antes de neutralizar el tramo, Kris Meeke ha llegado con la rueda trasera pinchada. El británico no tenía más ruedas de recambio y ha tenido que abordar las dos pasadas por la súper especial de Oporto a tres ruedas, dejándose mucho tiempo en el intento y grabando imágenes para el recuerdo con su C3 WRC. La mala fortuna de Citroën no ha terminado ahí, ya que Craig Breen también ha pinchado en el TC7, pero en su caso se ha parado a cambiar el neumático dañado, perdiendo casi dos minutos y medio.

En todo este caos y con Dani Sordo lamentando su errónea monta de neumáticos, el español se ha visto tercero de la general al final del día solamente superado por Neuville, está a 24.3 segundos, y un sorprendente Elfyn Evans - se encuentra sólo 6.6 segundos por delante del de Puente San Miguel -, que ha ido de menos a más sacando partido al drama de su alrededor.

Etapa épica y dura, de las que quedan para el recuerdo la de hoy del Rallye de Portugal. Mañana, los equipos deberán afrontar el día más largo de la prueba con más de 150 km contra el crono que todavía pueden deparar muchas sorpresas.