WRC

- Kevin Muñoz

Neuville acierta y lidera por la mínima el Montecarlo

El belga ha clavado la monta de neumáticos y lo ha aprovechado para situarse primero. Sébastien Ogier, siempre al quite, ha salvado la mañana cediendo solo 3.4 segundos con el belga.

Toma y daca entre los gallos. La primera sección matinal del Rallye Montecarlo tampoco a defraudado, deparándonos una bonita pelea entre el campeón y subcampeón de la pasada campaña y con Ott Tänak como tercero en discordia.

El día no ha empezado bien, la FIA se ha visto obligada a cancelar el TC3, primer tramo de la etapa, por la mala colocación de los aficionados. Después de este jarro de agua fría, en la especial con más zonas heladas y que ha condicionado a todos los equipos en la elección de neumáticos, los otros dos tramos se han celebrado sobre asfalto seco, aunque como buen ‘Monte’ siempre hay secciones en las que los pilotos deben hacer malabares con sus coches sobre el hielo.

En todo este juego de estrategia se ha vuelto a lucir Neuville, beneficiado también por la suspensión del TC3. El belga ha sido segundo en las dos especiales, lo que le ha permitido asaltar el liderato al término del bucle.

Loeb ya sabe lo que es ganar un tramo mundialista que no sea a bordo de un Citroën. | Jaanus Ree/Red Bull Content Pool

Su gran rival, Ogier, visiblemente cabreado por la cancelación del primer tramo – Citroën ha llegado a pedir la anulación de toda la sección al sentirse agraviados por la falta de kilómetros sobre hielo previstos en su monta de neumáticos- ha salvado la papeleta. El francés, que nunca se da por vencido, ha sacado lo mejor de sí para terminar a solo 3.4 segundos del piloto de Hyundai.

Por detrás del dúo de cabeza se ha mínimamente descolgado el líder de anoche, Ott Tänak. El estonio rueda a 16.9 segundos del belga y disfruta de una cómoda renta de 33.7 segundos sobre Sébastien Loeb. ‘El Maestro’, como lo conocen por estos lares, ha calcado la monta de su compañero y gracias a ello ha conseguido sumar su primer scratch mundialista con Hyundai. Ha sido en el TC4, que desde ese momento pasa a la historia del WRC al ser el primer triunfo de tramo de Loeb con un vehículo que no luce el doble chevron.

Además de la demostración de velocidad, el alsaciano se ha consolidado en la cuarta plaza por delante de un grupo de pilotos nórdicos con Andreas Mikkelsen, Jari-Matti Latvala y Esapekka Lappi, quinto, sexto y séptimo respectivamente.

WRC