WRC

- Kevin Muñoz

El último milagro de Sébastien Loeb

El inicio del Rallye Montecarlo de 2015 estuvo marcado por la excelsa actuación del piloto galo

Tramo de Entrevaux – Rouaine, primera especial del Rallye Montecarlo 2015, 21.31 kilómetros contra el crono repletos de trampas en forma de nieve y placas de hielo. Pasadas las 21:00 horas, Francia, Twitter y el mundo entero acaba de vivir una explosión de talento que hacía mucho tiempo que no presenciábamos en el Mundial de Rallyes.

En la meta del TC1, tras 15 meses alejado del WRC, el nueve veces Campeón del Mundo, Sébastien Loeb, regresaba por todo lo alto marcando el scratch y, ¡endosándole 30.9 segundos a Sébastien Ogier!

Bien es cierto que el piloto de Citroën se aprovechó de su retrasada posición de salida, algo que le perjudicó en la siguiente especial, pero el golpe ya estaba dado. Lo mejor fue el comentario del propio Loeb nada más cruzar la meta: “A tres kilómetros del final le dije a Daniel (Elena): esto es todo, he ido parado, completamente parado”. ¡Menos mal!

www.sutton-images.com\n\n | SUTTON
El primer tramo del 'Monte' 2015 ya forma parte de los anales de la historia de los rallyes

La cara que puso Ogier al enterarse del súper crono marcado por su tocayo debió ser una de esas que hablan por sí solas, y no es para menos. Nadie, o casi nadie, se pudo imaginar un inicio tan increíblemente excepcional como el del francés de Citroën.

Aquella noche, el piloto de Haguenau fue lo más próximo a Dios en un tramo. Algo parecido a lo que hizo Michael Jordan en un partido de Playoff de la NBA el 20 de abril de 1986 frente a los Boston Celtics. El mejor jugador de baloncesto de la historia metió aquel día 63 puntos – récord vigente de puntuación en un partido de fase final – y Larry Bird, gran estandarte del equipo rival, declaró: “he visto a Dios disfrazado de jugador de baloncesto". El jueves 22 de enero de 2015, Sébastien Loeb hizo lo mismo que el mítico baloncestista americano, historia pura y dura, haciendo factible la frase de: “Yo vi a Dios disfrazado de piloto de rallyes”.