WRC

- Redacción

Mikkelsen complica la vida a Sordo

La llegada de Sébastien Loeb a Hyundai, y el contrato firmado por Mikkelsen para todo 2019, han desplazado al piloto español del equipo en Montecarlo, donde no correrá, y tendrá que esperar hasta México para debutar.

Con Thierry Neuville fijo en la formación de Michel Nandan, los otros dos coches se los tienen que “rifar” a partir de ahora. El primero de ellos debería ser para Mikkelsen durante todo el año, que ya ha anunciado que no renunciará a su programa, a pesar que el equipo le ha presionado por su bajo rendimiento en 2018. El noruego, ha dicho que tomará medidas contra el equipo y pondrá el caso en manos de sus abogados por cada prueba que no dispute en 2019.

El segundo Hyundai i20 WRC será para Loeb en Montecarlo. Sí, hemos escrito bien. El francés, que ya ha oficializado su contrato con los coreanos para 6 carreras, no quiere perderse el rallye de “casa”, a pesar de disputar días antes el Dakar, y de esta manera dejaría fuera de la ecuación a Dani Sordo en el rallye monegasco, que ya tenía programada esta temporada 10 pruebas con Hyundai, pero que se quedarán seguramente en 8. Loeb ha llegado a un acuerdo con la firma asiática por dos temporadas, la primera de ellas con las 6 pruebas antes comentadas.

En el equipo veían con buenos ojos un equipo compuesto por Neuville-Sordo-Loeb...pero ahora están ante la tesitura de qué hacer con el caso “Mikkelsen”.