WRC

- Redacción

McRae, siempre en la memoria

El fin de semana pasado se disputó el Rallye Acrópolis, una prueba muy dura que cuando fue puntuable para el WRC tuvo a un claro dominador: Colin McRae.

El piloto escocés ganó la carrera en 5 ocasiones, en los años 1996, 1998, 2000, 2001 y 2002, las dos primeras veces con Subaru, y las tres siguientes con Ford. Precisamente, ayer se cumplían 22 años de su primer triunfo en Grecia, en una edición en la que se impuso con su Subaru Impreza 555 por delante de Tommi Makinen (Mitsubishi Lancer Evo III) y Carlos Sainz (Ford Escort RS Cosworth), que terminaron a 50” y 3’21”, respectivamente.

El madrileño Carlos Sainz ganó en la Acrópolis en dos ocasiones, 1994 y 1997, ninguna de las dos veces coincidiendo con su títulos mundiales de 1990 y 1992, y cuando el español pilotaba para Subaru y Ford.

Después de Colin McRae, muchos han sido los pilotos que han subido a lo más alto del podio en el país heleno, pero seguro que ninguno con el carisma del escocés. Marko Martin, Petter Solberg, Sébastien Loeb (3), Marcus Gronholm (2), Mikko Hirvonen, Sébastien Ogier y Jari-Matti Latvala saborearon el triunfo desde 2003 hasta 2013, año en el que el Acrópolis perdió su categoría de mundialista, pero los aficionados griegos siempre recordarán al gran Colin McRae y a sus “salvadas” imposibles.