WRC

- Kevin Muñoz

Marcus Grönholm: "El Yaris WRC es muy fácil de pilotar"

El piloto finlandés se encuentra preparando su participación en el próximo Rallye de Suecia con motivo de su 51º aniversario.

Palabra de campeón. En dos semanas se pondrá en marcha la segunda cita puntuable de la temporada del Mundial de Rallyes en Suecia y en ella uno de los grandes protagonistas, por historia, será Marcus Grönholm.

El larguirucho finlandés volador regresará al WRC para cumplir con la tradición nórdica de correr una prueba mundialista cuando se supera el medio centenar de años. En su caso, ‘el regalo’ llegará días después de soplar 51 velas y será al volante de la máquina más competitiva que existe actualmente en la especialidad: el Toyota Yaris WRC.

"Ya piloté este coche hace dos años, en el Harju Street Stage del Rallye de Finlandia”, comentó Grönholm tras su primera toma de contacto con el vehículo japonés sobre la nieve sueca. “Antes de ello solo había completado un pequeño test de diez kilómetros y desde entonces, no había vuelto a pilotarlo. Me sentí muy cómodo con el Yaris WRC desde el inicio de esta prueba sobre nieve. El va muy bien y es muy fácil de conducir".

Pese a poder preparar bien su participación, el bicampeón del mundo no intentará pelear por grandes cosas en su regreso a la competición a sabiendas del ritmo y velocidad que se gastan los grande gallos del campeonato.

"Una cosa es rodar en un test y descubrir lo que aún puedo hacer, y otra es llegar a los tramos del rallye. No tengo el ritmo de estos pilotos que compiten con este tipo de vehículos. Voy a eliminar de mis notas todo aquello que pueda tener peligro. Tengo la palabra 'maybe' para aquellas zonas en las que puedo arriesgar y pasar a fondo. En esta ocasión no voy a utilizarla", añadió Grönholm.